«Execuátur», escritura adaptada

57

Se recuerda que la grafía execuátur, con c y tilde en la a, y no exequátur, es la adaptación al español del latinismo exequatur, que en la República Dominicana designa la autorización que expide el Poder Ejecutivo para el ejercicio de una profesión o la aprobación judicial requerida para la ejecución de las sentencias de tribunales extranjeros en el país.

En los medios de comunicación dominicanos se insiste en la grafía exequátur, como se muestra con estos ejemplos recientes: «El Ministerio de Salud Pública pedirá exequátur y certificación a los cirujanos plásticos», «Diputados aprueban proyecto de ley que regula el Exequátur» o «Los interesados deben tener título de doctor en medicina, de la especialidad en el área, y su exequátur».

Antes de la reforma ortográfica del año 2010, exequátur era la forma aceptada de escribir el vocablo; sin embargo, tal como indica la Ortografía de la lengua española actual, ‘se aconseja españolizar completamente la grafía de los préstamos de otras lenguas, sean latinismos o extranjerismos, cuya grafía etimológica incluya una q (salvo cuando formen dígrafos con la vocal u)’. De manera que lo más apropiado actualmente es escribir cuórum y execuátur en lugar de quórum y exequátur, así como Irak y Catar en vez de Iraq y Qatar.

Así pues, lo adecuado en los ejemplos citados habría sido escribir «El Ministerio de Salud Pública pedirá execuátur y certificación a los cirujanos plásticos», «Diputados aprueban proyecto de ley que regula el execuátur» y «Los interesados deben tener título de doctor en medicina, de la especialidad en el área, y su execuátur».

En caso de mantener la grafía con q, el término habrá de considerarse extranjerismo y escribirse, por ello, en cursiva y sin tilde (exequatur). De no ser posible utilizar cursiva, se optará por las comillas.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorEl reto de los padres en la era digital
Noticia siguienteNamphi Rodríguez dice es al presidente Medina a quien le corresponde definir el estatus del país ante la CIDH