Dominicana dice que mató niño de forma accidental

Almería. La dominicana Ana Julia Quezada reconoció ayer, en el juicio que se le sigue en España por asesinato, que mató al niño de ocho años Gabriel Cruz, hijo de su entonces pareja, pero aseguró que lo hizo de forma involuntaria y se ve “inocente”.

En su declaración durante la segunda jornada del juicio que tiene lugar en Almería (sureste), Quezada recalcó entre lágrimas su versión de que el niño estaba jugando con un hacha y, al decirle que tuviera cuidado, él le dijo que era “fea”, no era su madre y que se volviera a su país.

“Simplemente le tapé la boca, no quería hacerle daño al niño, quería que se callara”, declaró Quezada, de 45 años, sobre el suceso ocurrido el 27 de febrero de 2018, y que causó una conmoción nacional en España. Tras una búsqueda que implicó a miles de persona, la acusada fue detenida con el cadáver del niño en el maletero de su automóvil, después de que lo hubiera desenterrado para cambiarlo de lugar.

Tras ser detenida, confesó ser la autora de la muerte, aunque aseguró que no quiso hacerlo, y en su declaración de hoy mantuvo esa versión.

La acusada afirmó ante el tribunal que utilizó las dos manos para asfixiar al niño, aunque no recuerda si ejerció una fuerza “desproporcionada” para callarle, ya que “fueron momentos muy rápidos, estaba muy nerviosa”.

“Le tapé la boca y la nariz con la mano, de lo demás no me acuerdo, cuando lo dejé ya no respiraba”, añadió
Quezada explicó que después tuvo “mucho miedo”, se quedó “paralizada” y “no sabía que hacer”, porque “nunca he tenido intención de hacerle daño a Gabriel”, por lo que insistió en que se ve “inocente”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorMedina lo apuesta todo a Gonzalo frente a Leonel Fernández
Noticia siguienteDice Venezuela invadiría Colombia si es agredida