Aclaran “Hell Fest” no es de una fiesta diabólica

Miguel Guzmán, productor de “Hell Fest” / Karina Jiménez

Con el objetivo de  celebrar Halloween, una fiesta de tradición estadounidense en “víspera del Día de los Difuntos”, la empresa “Un Party RD” hace unos días anunció la realización  del evento "Hell Fest", en el antiguo Aeropuerto de Herrera, el cual ha encontrado el rechazo de grupos religiosos y de autoridades locales por considerar que rendirán tributo al “Diablo”.

Sin embargo, Miguel Guzmán, productor del evento explicó a elCaribe que no se trata de una fiesta diabólica, sino más bien  de disfraces en el que participarán exponentes de la música urbana de Puerto Rico y del país, entre ellos, Bryant Myers, Kiko El Crazy, Rochy RD, Shadow Blow y dos DJs nacionales.

“En principio le dimos el nombre Lucifer, tuvimos un inconveniente porque lo íbamos hacer en una academia deportiva, tuvimos que moverlo a otro espacio y cambiarle el nombre a Hell Fest y ahora se llama Party sin nombre, y lo realizaremos en los terrenos donde estaba el Aeropuerto de Herrera”, explicó Guzmán.

Pese a que no es la primera vez, que el joven empresario realiza este tipo de eventos, varios grupos religiosos e instituciones han protestado en busca de que se cancele ese evento, razón por la que el también presidente de la empresa Un Party RD aclara que “Lucifer” solo se trataba de un nombre comercial, sin ninguna intención de alabar a ninguna figura mágico-religiosa.

La fiesta que está pautada para próximo 1 de noviembre, también encontró la oposición del alcalde ese municipio, Francisco Peña, quien a través de una carta se sumó a las instituciones e  iglesias que no aprueban la realización de la fiesta.

“La alcaldía no ha otorgado ningún tipo de permiso como  institución, en la que están los terrenos previstos para la realización de dicha fiesta. Ya que vemos esto como un nuevo atentado contra la moralidad y las buenas costumbres del país”, indica el edil en su misiva.

Empero, Guzmán insiste en que no necesita de la anuencia de las autoridades debido a que esos terrenos son privados, y que además, cuenta con el respectivo permiso de sus propietarios.

“Nos enlazamos con los propietarios que nos brindaron el apoyo en cuanto al terreno. Tenemos el contrato firmado, nos asesoramos legalmente (…) El permiso del Estado no es necesario porque ese terreno es privado”, insistió Guzmán.

Apuntó que se trata de una fiesta privada, que no cuenta con patrocinio de ninguna empresa y que además, tendrán un premio de 100 mil pesos para el mejor disfraz de la noche. Las boletas tienen un costo de RD$500.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anterior17 muertos en una operación de la Policía brasileña en Manaos
Noticia siguienteGedeón Santos rinde cuentas y agradece al Presidente