El mejor país…

El resto del mundo no sabe lo que se pierde por no vivir en este país, donde nada es bueno ni malo, sino todo lo contrario (lo que quiere decir que todo es relativo); donde el día más claro llueve (pues la gente explota en el momento menos esperado); donde la mayoría de las leyes no se cumplen, o se aplican “asigún” (premisa filosófica a traducir a todos los idiomas), y donde nadie pasa hambre, pues donde comen tres comen cuatro, cada quien con un chin de concón…(Y aunque me digan cínico, confieso que no sé por qué medio país se quiere ir de aquí).

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorLa alianza provoca fricción en el PRM
Noticia siguienteProtestas ponen contra las cuerdas a la debilitada economía de Latinoamérica