Crecimiento sector salud bajó de 9.5% a 4.2% en el 2019

El economista Henry Hebrard habló durante un foro organizado por ARAPF.

El crecimiento del sector salud en el 2019 se redujo prácticamente a la mitad en comparación con el año pasado, pasando de 9.5% a 4.2%, lo que según el economista Henry Hebrard representa un desafío, con respecto a la tendencia que siguen países vecinos.

A juicio del especialista estos resultados están relacionados con el alza de la tasa de inflación y el bajo nivel de inversión pública, que se quedó estancada en el 1.69% del Producto Interno Bruto (PIB), pese a que el compromiso de la Estrategia Nacional de Desarrollo era que este año se elevara a 3.75%.

No obstante, el especialista destacó que el dinamismo del sector y su participación en la economía no han parado de crecer.

Durante el conversatorio SaludHable “Análisis Económico en el Contexto Electoral”, organizado por la Asociación de Representantes, Agentes y Productores Farmacéuticos (ARAPF), Hebrard explicó que, mientras en los últimos doce años la economía en general crecía un 94% y el sector manufactura y zonas francas un 69%, el sector salud se colocaba en un 167%. “Eso nos muestra el aporte que este sector está teniendo en la economía”, resaltó, tras destacar que su influencia pudiera ser aún mayor si el aporte desde el sector público fuera mayor.

Afirmó que según los informes de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) solamente las ventas de productos farmacéuticos cerraron el año pasado con un crecimiento de un 10.5% y este año se espera un incremento de un 15.4%.

Dijo que un factor que contribuye al dinamismo del sector son los fondos de la Seguridad Social que motorizan la economía por vía de las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) para los pagos de servicios de salud, contrario a los fondos de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) que, en su mayoría, se quedan en las bóvedas del Banco Central.

Recordó que el Gobierno incumple con la Ley 1-12 que estipula que en el 2020 el gasto público en salud debería elevarse al 4% del PIB, lo que supondría elevar la inversión en RD$120 mil millones, lo que reconoce es prácticamente imposible sin una reforma fiscal.

Dijo que aun realizando un gasto eficiente del 1.6% estipulado actualmente sigue siendo un monto bajo, lo cual se refleja en indicadores como la mortalidad materno- infantil y la alta incidencia de enfermedades prevenibles, que tarde o temprano afectarán a otros sectores, ya que la productividad se ve afectada cuando los trabajadores no tienen salud. “Para eso hace falta poner más dinero, voluntad política, incentivos y hacer un gasto de calidad”, dijo.

Hebrard propone elevar inversión a 2.9% en 2024

Hebrard dijo que incrementar gradualmente el gasto público en salud, hasta llegar al 2.9% en el 2024 puede hacerse sin recurrir a una reforma fiscal . En ese sentido, dijo que aunque en la actual coyuntura los candidatos a la Presidencia evitan referirse a una posible reforma fiscal, las presiones del Fondo Monetario Internacional obligarán a quien gane las elecciones de mayo próximo a tomar decisiones en este ámbito ya que la deuda pública es insostenible y el déficit es cada vez mayor, con tendencia a incrementarse por el periodo electoral.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorPide debatir tema incentivo a la aviación
Noticia siguienteDr. José Silie Ruiz recibirá el Premio Nacional Medicina