Improvisan pozos para extraer agua

Compartir
Los habitantes de este municipio dijeron que tienen que ingeniársela para abastecerse de agua, ya que carecen de un acueducto.

Altamira. Los habitantes de este municipio perteneciente a la provincia de Puerto Plata llevan siete años a la espera de que le construyan el acueducto prometido por las autoridades.

Los dos con que contaban agotaron su vida útil y sus habitantes han tenido que acudir al método de construir pozos a la orilla de ríos y cañadas para con “bombas ladronas” poder llevarla vía tuberías improvisadas a hasta sus hogares.

La anciana María Vásquez se levanta temprano para llenar su tanque con el agua del río Altamirita. “Mi hijo al ver que el gobierno no tiene en sus planes el construir el acueducto, decidió comprar los tubos y cavar el pozo y desde allí nos lleva el agua que utilizamos para lavar y trapear. La de los camiones además que es muy cara, no sabemos si está más contaminada que esta”, indicó María Vásquez.

César Vásquez, hijo de doña María, recuerda que anteriormente utilizaban el agua de una laguna. Ahora César destinó 14 mil pesos para lograr que el agua llegue hasta su hogar.

Promesa incumplida

La obra prometida en varias ocasiones por el Gobierno Central permitiría suplir de agua potable a esa población enclavada en la parte oeste de la provincia de Puerto Plata. Esto llevó a la comunidad a colocar tuberías para llevar el agua a alguno hogares desde Los Pomos, donde hay varios pozos. Tomás Mejía lamentó que la construcción del acueducto solo sea tema de campaña, mientras la población debe comprar de camiones o ir a lugares lejanos para obtener agua.

Aunque se habló de que el gobierno invertiría unos 26 millones de pesos para readecuar el viejo acueducto, esto ha quedado en un punto muerto. Los comunitarios consideran que el director ejecutivo de la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Plata (CORAAPPLATA), José Onésimo Reyes, se ha burlado de los altamirenses al incumplir su promesa.

Los ríos de la zona han reducido el caudal

El dirigente comunitario Eddy Felipe Cabrera culpa en parte a la labor de depredación de esa zona montañosa, lo que ha dificulta que los ríos semantengan con aguas para abastecer los dos acueductos que están ubicados en Los Pomos y La China. Con los problemas de sequía pueblos como Guananico, Luperón y La Isabela se han visto afectados por la falta de agua.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorSelman afirma que la deuda con el sector cultural “es muy elevada”
Noticia siguienteBusca recursos a través de redes para campaña