La boleta electoral: Evolución, luces y sombras en el panorama electoral dominicano (2)

Foto del facsímil de la campaña educativa de la JCE, de abril de 1986, que muestra el diseño de la boleta, así como la forma de ejercer el sufragio.

Continuamos en esta segunda entrega con nuestro recorrido revisando las distintas modificaciones que ha sido sometida la boleta electoral.

Elecciones 1978

Para las elecciones de mayo de 1978, y con el lema “Votar es el primero de los deberes ciudadanos”, la Junta Central electoral inició la labor de difusión de todo lo relativo al proceso que culminó con la celebración de los comicios de mayo de 1978. Además, dispuso el sistema de voto a regir en las mismas, el cual consistió en la impresión de dos boletas para cada partido, las cuales estaban separadas por una línea perforada que permitía desprenderla fácilmente a voluntad del elector, de manera que el votante pudiera seleccionar las candidaturas presidencial y vicepresidencial de un partido y las candidaturas locales de otro partido, en caso de que así lo decidiera.

El diseño consistió en una boleta pequeña para las candidaturas nacionales, presidente y vicepresidente de la república, y otra más grande para las demás candidaturas: Síndicos y Regidos y sus suplentes, Senador y Diputados. Estas boletas tenían impresas la foto del candidato aspirante a la presidencia de la República. Los partidos que concurrieron a las elecciones realizaron una intensa labor educativa a su militancia para adiestrarlos a este nuevo sistema de votación. Los candidatos y partidos que participaron fueron los siguientes: Joaquín Balaguer, en ese momento presidente y que buscaba un cuarto mandato constitucional por el Partido Reformista, con el apoyo de tres partidos del sistema; Antonio Guzmán Fernández, por el Partido Revolucionario Dominicano; Francisco Augusto Lora, por el Grupo de Oposición Unida, integrado por el Movimiento de Integración Democrática, Movimiento de Conciliación Nacional y el Partido Quisqueyano Demócrata. El Partido Revolucionario Social Cristiano, postuló a Jorge Alfonso Lockward; por el Movimiento de Salvación Nacional, Luis Julián; Juan Bosch; por el Partido de la Liberación Dominicana, por el Partido Comunista Dominicano, Narciso Isa Conde,y finalmente por el Partido Demócrata Popular, Luis Homero Lajara Burgos. Estas elecciones fueron ganadas por el Partido Revolucionario Dominicano.

Elecciones 1982

El 15 de diciembre de 1981 el debate para la definición del tipo de boleta que se debía utilizar en los comicios de mayo, se tornó bastante interesante, al punto que nueve partidos políticos y cinco movimientos independientes sugirieron a la Junta apoyar el sistema de boleta única, bajo el alegato de que el mismo ahorraría al país recursos y aportaba diafanidad al proceso. Solo el Partido Reformista y Unión Cívica Nacional, se opusieron al nuevo mecanismo de votación planteado oficialmente por técnicos de la Junta Central Electoral. Un grupo de 51 abogados advirtió que la Junta Central Electoral (JCE) incurrirá en “un exceso de poder” si utilizaba el sistema de la boleta única en los comicios, sin antes ser modificada la vigente ley Electoral. Sin embargo, después de varios meses creando expectativas sobre la posibilidad de instaurar la boleta única para esos comicios, una aspiración de varios partidos desde hacía dos décadas, la JCE sucumbió ante las presiones y hasta “amagos de chantaje” formulados por el Partido Reformista, y en enero de 1982 decidió mediante resolución que las mismas se imprimieran en una sola hoja con una serie de perforaciones que las hicieran fácilmente separables, y que contendrían todos los requisitos mandados a observar por el artículo 101 de la Ley Electoral. Los candidatos y agrupaciones políticas que participaron fueron: Doctor Rafael Abinader, por la Alianza Social Demócrata; doctor Joaquín Balaguer, por el Partido Reformista; Narciso Isa Conde, por el Partido Comunista Dominicano; el senador Salvador Jorge Blanco, por el Partido Revolucionario Dominicano; el doctor Jaime Manuel Fernández, por el Movimiento de Conciliación Nacional; el ex presidente Juan Bosch, por el Partido de la Liberación Dominicana; el general retirado Elías Wessin y Wessin, por el Partido Quisqueyano Demócrata y el señor Rafael (Fafa) Taveras, por una coalición de partidos de la Izquierda Unida. El ganador de estos comicios fue el doctor Salvador Jorge Blanco.

Elecciones de 1986

Estos comicios se vieron también envueltos en la polémica, que como pudimos observar en la primera entrega de este trabajo, fue una constante a la hora de la toma de decisión relativa al tipo de boleta más adecuada en cada certamen. La resolución 6-85, del 28 de junio de 1985, la JCE dispuso, previo acuerdo con los partidos, adoptar el sistema de Boleta Única, la cual consistía en una hoja de papel grande que destacaba con claridad las imágenes, colores, símbolos y número de cada partido y movimiento independiente, lo que hacía más fácil la selección de los candidatos participantes. El votante haría una cruz, o una raya, o una equis en el recuadro de la imagen del candidato de su preferencia, con una de cuyas señales arrastraría a todas las demás candidaturas del partido o agrupación. Con este nuevo sistema el votante no podía fraccionar el voto, se eliminaba la compra y venta y se ahorraba recursos que se requerían para la impresión de boletas para cada partido.

Finalmente, el 6 de marzo de 1986, el presidente del supremo tribunal electoral, doctor Caonabo Fernández Naranjo, expresó que la boleta de votación no sufriría ningún tipo de variación. Los candidatos fueron Juan Bosch, por Partido de la Liberación Dominicana; Marino Vinicio Castillo, por la Fuerza Nacional Progresista; Joaquín Balaguer, por el Partido Reeformista Social Cristiano; Narciso Isa Conde, por el Partido Comunista Dominicano; Jacobo Majluta por el Partido Revolucionario Dominicano y La Estructura y Jorge Martínez Lavandier, por el PDN. Estos comicios los ganó el doctor Joaquín Balaguer.

Elecciones 1990

Nueva vez el tema del diseño de la boleta de votación para las elecciones de mayo de 1990 volvió a concitar críticas por la aparente “torcedura de brazo” a la Junta Central Electoral ante las presiones de los partidos mayoritarios para que fuera modificado el modelo de triple rayado que se implementaría para esos comicios.

La resolución 13-89 del 12 de septiembre de 1989, emitida por la Junta Central Electoral, para sustituir la boleta tipo arrastre por la boleta integrada de triple rayado, con la que se permitiría al elector votar por tres opciones diferentes, ya sea por el aspirante a presidente de un partido, por los aspirantes a diputados y senadores de otro y por los candidatos a síndicos y regidores de los Movimientos Políticos Independientes, originó una enorme intranquilidad en la alta dirigencia de los principales partidos tradicionales y sostenedores del sistema.

El 28 de abril de 1990, la JCE, informó a la ciudadanía y a los partidos políticos que a partir de la fecha no se admitirían cambios de ningún tipo en el modelo de la boleta electoral de triple rayado que se utilizaría en los comicios del mes de mayo.

Finalmente, las elecciones se celebraron bajo la modalidad de boleta única y de triple rayado. Los partidos que concurrieron al certamen fueron: el Partido Reformista Social Cristiano y aliados, y su candidato el doctor Joaquín Balaguer; el Partido de la Liberación Dominicana, con su candidato el profesor Juan Bosch y aliados; el Partido Revolucionario Dominicano, candidato José Francisco Peña Gómez y aliados; el Partido Revolucionario Independiente, y su candidato licenciado Jacobo Majluta y aliado; Fuerza Nacional Progresista, candidato doctor Marino Vinicio Castillo; Partido Acción Constitucional, con el doctor Rafael Abinader; Partido Comunista de la República Dominicana, su candidato Luis Adolfo Montás.

El ganador, con un estrecho margen, fue el doctor Joaquín Balaguer, con lo cual agotaría un quinto período al frente de los destinos del país.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorLa bachata, declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad
Noticia siguienteDesfile Nacional de Carnaval tiene asignado RD$20 millones