Iglesia exhorta a la ciudadanía a no vender su voto

El obispo de la Diócesis de Nuestra Señora de la Altagracia, Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, oficia la Solemne Eucaristía en la Basílica de Higüey con motivo de celebrarse ayer el Día de Nuestra Señora de La Altagracia. A la misma asistieron el presidente Danilo Medina y su esposa Cándida y los candidatos presidenciales Luis Abinader y Gonzalo Castillo.
Monseñor Gregorio Nicanor advirtió que los aspirantes a la Presidencia no deben creerse “mesías políticos”

Al oficiar la misa de solemnidad de Nuestra Señora de la Altagracia, en la Basílica de Higüey, el monseñor Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, advirtió que la ciudadanía no debe vender su voto en las próximas elecciones congresuales de febrero ni en las presidenciales de mayo, y condenó cualquiera que tenga las intenciones de proponer negocios para comprarlo.

“Exhortamos a nuestros hermanos a que en este ejercicio libre, se propicie el bien común sin dejarse comprometer ni por prebendas ni por promesas futuras, que ningún dominicano se le ocurra vender su voto, y mucho menos que no haya uno que se atreva a proponerle negocios para comprarlo”, advirtió.

Afirmó que corresponde a cada dominicano apto para el ejercicio del sufragio en la cercana contienda electoral, examinar su consciencia y tener clara la propuesta política que elegirá.

En la misa por la celebración del Día de Nuestra Señora de la Altagracia, participaron el presidente de la República, Danilo Medina, la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández, y la primera dama, Cándida Montilla de Medina.

Igualmente, estuvieron los aspirantes a la nominación presidencial, el exministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Ramfis Domínguez Trujillo, del Partido Nacional Voluntad Ciudadana (PNVC), con excepción de Leonel Fernández, del recién formado partido Fuerza del Pueblo.

En su mensaje de homilía, Peña Rodríguez señaló que estos candidatos presidenciales no deben creerse “imprescindibles” o “mesías políticos”, esto tras apuntar que “la autoridad legítimamente constituida viene de Dios y la designación de la autoridad que gobierna se define por la libre decisión de los ciudadanos”.

“La autoridad del mismo Jesús no es un privilegio, es un servicio que supone la capacidad para servir con cualidades específicas, como son la sobriedad, educación, la sensatez, don de gobierno, dignidad, autenticidad, y transparencia”, manifestó Peña Rodríguez en la homilía.

Monseñor Peña Rodríguez aprovechó para señalar que la participación “de los fieles a la política es un deber ciudadano, y un imperativo optar por una propuesta que defienda una auténtica agenda nacional”.

Añadió, en ese sentido, que el voto es un derecho y es un deber de consciencia, “que no debe estar motivado por intereses personales. Exhortamos a votar por personas honestas, que ofrezcan garantía de futuro a la patria, por partidos que defiendan la vida desde la concepción natural hasta la muerte”.

Políticos

Abinader manifestó que República Dominicana necesita unificarse en favor de un cambio positivo para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Durante su asistencia a la misa en honor a la Virgen de la Altagracia, Abinader apuntó la necesidad del consenso para encaminar por otros senderos al país.

Dijo que año tras año junto a su esposa, su madre y sus hijas, visita la Basílica para rendirle plegaria a la Virgen.
En el abrazo de paz de la misa, el político fue del lado izquierda de la basílica lanzando besos y abrazos a la gente, que le respondía con entusiasmo.

Entre tanto, Gonzalo Castillo manifestó que asistió a la ceremonia porque “es un hombre creyente en Dios y formado en valores cristianos dentro de la iglesia católica”.

Expresó que esta es conmemoración religiosa “que palpita en nuestros corazones”. “Vengo de una familia católica, formado en valores cristianos, y desde pequeño mis padres me inculcaron que debemos ponernos en sus manos maternales y orar siempre para que ella interceda ante su divino hijo Jesús”, expresó el candidato presidencial.

Castillo sostuvo que cree “firmemente” en los valores cristianos, “y entiendo que en la Iglesia tenemos una gran fortaleza. Por lo tanto, tenemos que continuar trabajando juntos para crear ese país de oportunidades en beneficio del pueblo dominicano”. El candidato presidencial llegó a la Basílica en compañía de los miembros del Comité Político Andrés Navarro y Francisco Domínguez Brito.

En el momento del abrazo de paz, estos candidatos de las principales fuerzas políticas del país, el PRM y el PLD, se abrazaron, dejando de lado las rivalidades políticas. Ambos igualmente abrazaron al presidente Danilo Medina.

Asimismo, Ramfis Domínguez Trujillo propuso ayer al jefe de Estado, a Castillo y a Abinader, un diálogo nacional televisado para discutir las soluciones de los problemas nacionales que afectan el país.

“Yo le he pedido a la Virgen para que interceda a favor de todos los candidatos para que se concienticen, para que respondan a las necesidades del colectivo dominicano y así mismo que, se sometan al escrutinio del pueblo dominicano”, sostuvo.

A través de su cuenta de Twitter (@ramfisdt) apoyó el llamado del obispo Rodríguez Peña. “Yo respaldo absolutamente el llamado realizado por el obispo, ya que siempre he dicho que hay que adecentar la política, en aras de trabajar en favor de los mejores intereses de la patria. Para lograrlo, tenemos que poner de lado los intereses personales, porque son los que han puesto en riesgo el futuro y presente inmediato de los dominicanos”, agregó.

Invitó a los dominicanos a tener cuidado en las próximas elecciones con la compra de cédulas, “porque está vieja práctica es la que ha dado luz verde a que nos roben cada cuatro años. Ya no podemos permitir que nuestro futuro sea tronchado por funcionarios y gobernantes que no les importa lo que ocurra en el país”.

Durante la misa, Domínguez Trujillo saludó tanto al presidente Medina como a los candidatos Castillo y Abinader.

La iglesia llevó a cabo varias actividades

Las actividades por el Día de Nuestra Señora de la Altagracia comenzaron la noche anterior, con una vigilia de oración y alabanzas. La misa de ayer martes comenzó a las 10:00 de la mañana, después de que se rindieran los tradicionales honores militares. Después de la ceremonia se realizó otra misa en creole para los peregrinos haitianos. En la tarde se llevó a cabo una solemne procesión por las calles de Higüey con la imagen de la Virgen, que estuvo encabezada por monseñor Gregorio Nicanor Peña Rodríguez. Ese recorrido fue organizado por las Damas y Caballeros de la Altagracia, el Cuerpo de Bomberos, el Club de Leones y estuvo acompañado de la Banda de Música de las Fuerza Aérea Dominicana. Miles de personas permanecían apostadas fuera de la basílica en una fila con la esperanza de tocar la imagen de la “madre espiritual del pueblo dominicano” o “Tatica, la de Higüey”, cuyos orígenes datan de 1502.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

  • Etiquetas
  • d5
Compartir
Noticia anteriorSharapova cae en primera ronda; Rafael Nadal superó a Dellien
Noticia siguienteOlvídese de todo