César Rojas, del PRM, es favorito en Guerra

La propaganda política abunda desde la entrada del municipio y a lo largo de toda la carretera Guerra-Bayaguana. DANNY POLANCO
El arreglo de las calles es la principal queja de los residentes del municipio, situado a 26 kilómetros del Distrito Nacional

Las caras de al menos cuatro de los seis candidatos que se disputan las elecciones municipales del 16 de febrero para escoger al nuevo alcalde de San Antonio de Guerra dan la bienvenida a los moradores y visitantes del municipio, situado a 26 kilómetros del Distrito Nacional, en una especie de competencia por atraer la atención visual de un electorado de 25,897 votantes.

En el trayecto hacia el pueblo que una vez vivió de la siembra de caña de azúcar y en el que actualmente residen más de 43 mil habitantes, son incontables los afiches de Deny Reyes, postulado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD); César Rojas por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y Jaime Rincón por La Fuerza del Pueblo y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), los cuales sobresalen por encima de la publicidad exterior de la actual alcaldesa y candidata a la reelección por el Partido Cívico Renovador (PCR), Marcia Rosario; Julio Castro por Alianza País y Pedro Santana por el Partido Liberal Reformista (PLR).

La demarcación, que pasó de ser un distrito municipal de Santo Domingo Este a municipio en el año 2004, acumula una serie de necesidades básicas, comenzando por el pobre suministro de agua potable, pese a que en sus entrañas nacen los ríos subterráneos Brujuelas, Mareno, La Joya, Bella Vista y Estorla, así como decenas de lagunas naturales que abastecen parte de la demanda del Gran Santo Domingo y Boca Chica.

No obstante, el arreglo de las calles, constituye el reclamo más sentido de los comunitarios que enfrentan serias dificultades al desplazarse por la carretera Guerra-Bayaguana, la cual se encuentra tapizada de hoyos y baches en varios tramos. La situación empeora en las vías que comunican los 19 barrios de la zona urbana y los 50 parajes y secciones que componen el municipio, muchas de las cuales, solo están cubiertas de caliche que se convierte en lodo cada vez que llueve.

Es lo que expresan Dioni Isidro Valdez y José Pimentel, quienes afirman que votarán por el candidato del PRM confiados en que trabajará por mejorar el estado de las calles que provoca daños a las motocicletas y vehículos de motor.

“Frente a la cooperativa han ocurrido varios accidentes por los hoyos”, agrega Pimentel, quien también advierte demoras en la recogida de basura, especialmente en los lugares más remotos como en la calle Ravelo.

En cambio, las amas de casa, Matea César y Dominga Rosario, apuestan al candidato del PLD, Denis Reyes por su juventud. “Queremos un cambio, sangre nueva”, afirma Rosario.

Sin embargo, el hartazgo y la decepción con la clase política lleva a un camionero que solo se identifica como Galván, ex militante de movimientos de izquierda, a decir que “el país solo se arregla con un fusil en las manos”.

En cambio, Silvia Rosario, expresa su simpatía hacia el candidato César Rojas y manifiesta que la comunidad padece largos apagones y deficiencias en el manejo de los desechos sólidos.

“Ninguna calle sirve, en el barrio La Esperanza el agua llega una sola vez por semana, y se ha formado un gran vertedero porque la basura tienen más de un mes que no la recogen. Yo lo que hago es que la quemo y una vecina mía le paga a un carretillero”, detalla.

Orquídea Cuevas, también simpatizante del PRM, se queja por la falta de empleos y oportunidades para la juventud.

La señora Reyes Gómez, en cambio, califica como buena la actual gestión municipal por lo que volverá a votar por Marcia Rosario. “Lo único que pedimos aquí son las calles; después está todo bien”.

En tanto, Eustacio Humberto Liria, afirma que el único candidato preparado para enfrentar los problemas de Guerra es Jaime Rincón. “Este municipio parece un batey, ya es hora de que esto cambie”, afirma.

Otra de las problemáticas descritas por munícipes como Julio de Jesús Fabián, es que frente al descuido del Ayuntamiento, algunos comerciantes pintan, enceran y colocan mosaicos en las aceras frente a sus establecimientos, lo que provoca accidentes de los peatones. “Creen que las calles son de ellos, nadie le ha puesto atención a eso, hasta cierran calles por su cuenta”, afirma.

Juan Rojas, simpatizante del PRM, afirma que el primer problema que deben asumir las próximas autoridades, es el asfaltado de las calles. “También hay deficiencias en el alumbrado y no hay planta de tratamiento para las aguas residuales y de agua potable”, afirma el hombre.

Riesgos ambientales son elevados en el municipio

En la encuesta realizada por elCaribe, el candidato del PRM, obtuvo 31 votos; el peledeísta Deny Reyes alcanzó 15 votos; Marcia Rosario, 10; Jaime Rincón 4 y 12 personas dijeron que no sabían por quién iban a votar. Según el Plan Municipal de Desarrollo (2016-2020), elaborado con financiamiento de la Unión Europea, el municipio sufre contaminación atmosférica por la gran cantidad de gases de efecto invernadero emitidos por la quema de los residuos sólidos en el vertedero y la descomposición de los residuos de origen orgánicos. Destaca que el municipio no cuenta con sistema de drenaje sanitario, por lo que todas las aguas negras son vertidas al subsuelo a través de hoyos filtrantes, además de los riesgos de inundaciones, especialmente en los barrios localizados en zonas bajas.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorMozart celebra hoy cumpleaños con nuevo tema
Noticia siguienteMichael Miguel Holguín quiere un DN próspero