¡Sonríe de corazón!

Algunas personas mueven algo tan profundo en ti que logran que trabajes para ser tu mejor versión, hacen que veamos lo insignificante como especial, lo imposible como posible, lo simple como excepcional; nos conectan con un futuro maravilloso inspirándonos genuinamente a soñar, orar y luchar. Nos retan a amar y entregarnos como lo máximo. Cada momento junto a ellos afecta el resultado de nuestro accionar. Particularmente me sucedió cuando encontré a Jesús, él volteó mi mundo diciéndome: ...y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón Jeremías 29:13.

Creí que esas palabras eran para cualquiera hasta que intenté seriamente apropiarme de ellas, y entonces esta vez, mi corazón fue volteado.

¡Creerle es dar el giro, amarle es que todos vean esa curva en tu rostro.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorHéroes
Noticia siguienteComerciantes del Mercado Nuevo acatan disposición