La OIT alerta sobre situación de la clase trabajadora en América Latina

Miles de trabajadores se lanzaron a las calles en Berlín, Alemania.
Miles de obreros marcharon en Berlín y Chile; se movilizaron en Grecia y El Salvador; Cuba celebra en soledad

LIMA, PERÚ.- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertó ayer que casi la mitad de los trabajadores de América Latina y el Caribe ven amenazados sus medios de subsistencia ante la “enorme pérdida” de horas de trabajo por la pandemia del COVID-19.

En un comunicado titulado “América Latina y el Caribe: Día del Trabajo en confinamiento”, la sede regional del organismo, ubicada en Lima, señaló que la pérdida de horas de trabajo equivale a la desaparición de 31 millones de empleos a tiempo completo y pone en riesgo de perder sus ingresos a 140 millones de personas.

En su último informe mundial, presentado esta semana en Ginebra, el organismo establece que hasta el segundo trimestre de este año se perderá, en comparación con la situación anterior a la epidemia, 10,5 % de las horas de trabajo en América Latina y el Caribe, lo que equivale a entre 25 y 31 millones de empleos a tiempo completo.

Unas 158 millones de personas que trabajan en condiciones de informalidad, equivalente a 54 % del empleo total en la región, habrían visto reducidos sus ingresos hasta en 81 % y alrededor del 89 % de los trabajadores informales, unas 140 millones de personas, están en riesgo alto de perder medios de subsistencia por las restricciones en la actividad económica.

Chile, El Salvador y Ecuador

En Santiago de Chile la conmemoración este viernes del Día del Trabajo se saldó con incidentes en distintas marchas a lo largo del país y con la detención en la capital de al menos 57 personas, entre ellas varios periodistas locales e internacionales que estaban cubriendo la protesta.

Distintas organizaciones convocaron una concentración al medio día en Plaza Italia, la rotonda de Santiago donde estalló la crisis social el pasado octubre, y a la que acudieron cerca de 200 personas, la mayoría con mascarillas y respetando las distancias de seguridad sanitaria, según constató Efe.

Mientras que en San Salvador, al menos un centenar de sindicalistas rompieron este viernes la cuarentena domiciliaria obligatoria por la pandemia de COVID-19 para manifestarse desde sus vehículos por el Día Internacional del Trabajo y con algunos mensajes de respaldo a la gestión del presidente del país, Nayib Bukele.

La particular manifestación, que estuvo custodiada en su trayecto por agentes de la Policía Nacional Civil, recorrió la capital rumbo a la sede del Ministerio de Trabajo con algunas personas caminando y otras en sus vehículos.

Y en Quito, reducidos grupos de trabajadores participaron este viernes en un plantón por el Día del Trabajo para reclamar mayores ayudas sociales del Gobierno y en demanda del respeto a los puestos de trabajo, en momentos en que Ecuador atraviesa por una crisis económica agudizada por el COVID-19.

Cuba celebra en solitario

En La Habana, una silenciosa, vacía y mojada por la lluvia incesante que ha descargado sobre La Habana en las últimas horas, la célebre Plaza de la Revolución vivió este viernes debido al coronavirus un Primero de Mayo radicalmente distinto, sin el masivo desfile con el que se celebra esta jornada en Cuba desde 1959. La celebración se trasladó este año a los hogares y las redes sociales bajo la consigna #MiCasaEsMiPlaza, con una llamada oficial a que los cubanos entonaran en sus casas a primera hora de la mañana el himno nacional y colgaran en ventanas y balcones la bandera de la “estrella solitaria”.

Alemania y Grecia

Miles de manifestantes desafiaron en Berlín la prohibición de las marchas del Primero de Mayo, pese al poderoso contingente policial establecido por las autoridades de la capital en medio de las restricciones impuestas para frenar la COVID-19.

El llamado Primero de Mayo Revolucionario del multiétnico barrio de Kreuzberg, no autorizado este año, puso en jaque al operativo antidisturbios, que bloqueó varias calles del distrito mientras grupos de manifestantes izquierdistas llevaban a cabo sus protestas aunque en formato reducido y diversificado.

Asimismo, centenares de seguidores del sindicato comunista griego PAME desafiaron este viernes la prohibición de manifestarse decretada por el Gobierno por el coronavirus y se concentraron en la emblemática plaza de Syntagma en Atenas, frente al Parlamento, para celebrar el Primero de Mayo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorHumo vertedero afecta varias comunidades
Noticia siguienteBerlinesa dice auditoría a Inaipi no corresponde a su gestión