Ministro de Salud advierte no habrá normalidad ni en días ni en meses

La OMS también advirtió que “el riesgo de volver al confinamiento es muy real”

“No hay, ni va a haber, ni puede haber una libertad absoluta hacia un retorno a la vida como la teníamos antes del COVID-19 ni en días ni en meses”.

La advertencia es del ministro de Salud, Rafael Sánchez Cárdenas, quien aseguró ayer que no está en la mente del Gobierno hacer un desmonte radical de las medidas adoptadas para frenar la expansión del virus y que se preservará hasta donde sea posible el aislamiento social sin que ello suponga un descalabro para la economía.

El funcionario enfatizó que el comportamiento de una epidemia está directamente relacionado con la conducta de las personas, razón por la que en todos los programas de contención epidémicos el distanciamiento físico es fundamental para cortar la transmisión infecciosa.

En ese sentido, afirmó que el hecho de que se estén produciendo mejoras en algunos de los indicadores, como es una ligera baja en las tasas de letalidad y de positividad de las muestras, que ayer se colocó en 4.1% y 23.31%, respectivamente, no significa que se deba volver a la normalidad sin adoptar las precauciones de lugar, ya que cualquier descuido puede conducir a nuevos brotes de la enfermedad que ya ha provocado 362 fallecimientos en el país y ha afectado a 8,807 personas, de las cuales 327 se detectaron en las últimas 24 horas.

“Si somos más disciplinados en el comportamiento social, en el respeto de las normas establecidas y en las precauciones que debemos tener, en esa misma medida las infecciones van a bajar y se pueden producir los cortes en las transmisión que es lo que buscamos con el distanciamiento social”, subrayó el funcionario.
En ese sentido, afirmó que desde el punto de vista sanitario, las medidas deben continuar y aseguró que, antes del 17 de mayo, cuando concluye el actual periodo de emergencia, se evaluará el contexto para determinar el curso a seguir.

Sánchez Cárdenas insistió en la necesidad de que las personas salgan de sus viviendas solo si es estrictamente necesario, siguiendo las previsiones indicadas, como son el uso de mascarillas, manteniendo el distanciamiento interpersonal y adoptando medidas de higiene básicas.

En el caso específico del municipio San Francisco de Macorís, en la provincia Duarte, dijo que ha habido un descenso dramático en todos sus indicadores y que ayer solo había 26 personas hospitalizadas y ninguna en ventilación mecánica como era habitual desde el inicio de la pandemia.

Destacó que los operativos para la realización de pruebas rápidas han dado una idea del comportamiento del virus en esa localidad, en la cual se ha reducido la tasa de positividad a un 23.35 por ciento.

Sin embargo, el funcionario fue enfático en que allí, como en el resto del país, se debe mantener el distanciamiento social y evitar los agrupamientos de personas para continuar reduciendo la incidencia de la enfermedad.

Entre 59 recuperados hay una niña

En otro orden, el ministro destacó que entre las 59 personas que fueron dadas de alta ayer, está una niña que estuvo ingresada en el Hospital Infantil Robert Reid Cabral, cuya edad no especificó.
Sin embargo, dijo que otro infante fue ingresado con sospechas de la enfermedad en ese centro de salud, y que están a la espera de los resultados de las pruebas para su confirmación. Según el informe, hasta el 5 de mayo, unas 1,598 personas estaban en aislamiento hospitalario, de las cuales, 134 se encontraban en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y 55 habían requerido ventilación mecánica.

Otras 4,858 personas estaban en aislamiento domiciliario y la cifra de recuperados aumentó a 1,989.

El funcionario resaltó que los centros de aislamiento dispuestos por el Gobierno en el Gran Santo Domingo, Jarabacoa, Salcedo, Bohechío, Miches y La Romana, Monción y La Vega albergan a 618 personas, que sumadas a nueve militares y 17 policías ascienden a 635.

Aplazan intervención del DN

Aunque en el boletín 48, dado a conocer ayer, el Distrito Nacional lideraba en número de contagios con 103 de los 327 casos nuevos reportados, y se tenía previsto iniciar este jueves un plan de contención en la región central de la demarcación junto a la Alcaldía, el ministro de Salud, anunció que el mismo fue pospuesto hasta concluir las coordinaciones necesarias para garantizar su buen desarrollo.

“Haremos nuevas coordinaciones que eran necesarias establecer para fines de garantizar el buen desarrollo en el Distrito Nacional que era como debía hacerse en la convocatoria y no en todos los municipios. Igualmente, le permite tanto a la Alcaldía como al Ministerio de Salud Pública intervenir en la parte del (vertedero) Duquesa que todavía sigue dando problemas”, dijo.

En ese orden, Sánchez Cárdenas reiteró que la humareda que por más de ocho días ha afectado a los moradores del Gran Santo Domingo, puede agravar las infecciones respiratorias agudas y producir un aumento ligero de los internamientos por esa causa en clínicas y hospitales.

Sostuvo que muchas personas que residen en los sectores aledaños al vertedero, a lo largo de la avenida Jacobo Majluta han optado por abandonar temporalmente sus viviendas huyendo al humo contaminante que emana del basurero.

Llama a reforzar la frontera

El funcionario también reconoció la amenaza que representa Haití para la República Dominicana desde el punto de vista sanitario, por lo que apeló al reforzamiento de la frontera a fin de evitar el ingreso de ciudadanos del vecino país y a la colaboración de la comunidad internacional a fin de evitar que se produzca una catástrofe, como ha advertido la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Sostuvo que a pesar de que los datos estadísticos ofrecidos por Haití con respecto a la pandemia no muestran una situación de alarma y que este cuenta con un bono demográfico joven, las condiciones sanitarias y sociales de ese país sugieren que la cantidad de casos reportados probablemente no se corresponden con la realidad.

OMS dice que se puede volver al confinamiento

Ayer, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió en Ginebra, Suiza, de que “el riesgo de volver al confinamiento es muy real” en los países que actualmente están aliviando sus medidas de distanciamiento social, si no se lleva a cabo una adecuada gestión de la desescalada. El riesgo existe “sobre todo si los países no consiguen gestionar con sumo cuidado la transición y no lo hacen utilizando un enfoque por fases”, advirtió Tedros tras anunciar que se han superado los 3,5 millones de casos de COVID-19 en el mundo mientras las muertes rozan la barrera de las 250,000. La OMS insiste en que durante la fase de desconfinamiento debe garantizarse que los contagios están controlados, que el sistema sanitario puede afrontar la transición, que está minimizado el riesgo de rebrotes y que se han tomado medidas preventivas en escuelas y lugares de trabajo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorEl sangrado
Noticia siguiente74 organizaciones piden se respete el dinero para pensiones