Aporte al inventario bibliográfico de Peña Gómez

Con una vida relativamente breve, los rasgos legendarios y la intensidad de su quehacer político, hicieron de José Francisco Peña Gómez un paradigma a ser biografiado con criterio de estudio particular, ejercicio que iniciaron en sus años de reporteros los periodistas Leo Reyes y Osvaldo Santana. Abundan los textos de autores dominicanos y extranjeros sobre quien fuera el líder máximo del otrora gigantesco Partido Revolucionario Dominicano (PRD), muchos de los cuales fueron visiblemente olvidados meses después de su partida el 10 de mayo de 1998 a la edad de 61 años. Sus rivales políticos históricos, Joaquín Balaguer, del PRSC y Juan Bosch, del PLD, murieron nonagenarios pocos años después (2001 y 2002).

En la presentación al libro Conversando con Peggy Cabral, colección de entrevistas con estadistas de diversos países, la entonces vicepresidenta Milagros Ortiz Bosch dice que la hoy viuda del líder siguió de cerca a su lado las consecuencias de la caída del muro de Berlín, y “escuchó de sus labios por primera vez el nombre de Mijail Gorbachov, las discusiones con el Presidente Li Xiannian sobre la ruta diferente que China transitaría hacia su desarrollo” y estuvo presente cuando Peña “conversaba con Federico Chen sobre la importancia de la democracia taiwanesa”, en demostración del internacionalismo de su liderazgo.

En el ensayo Luchas por el Poder, Radamés Abreu resalta que en el multitudinario sepelio de Peña Gómez intervinieron los ex presidentes Felipe González, de España; Carlos Andrés Pérez, de Venezuela y Rodrigo Borja, de Ecuador, junto a los dirigentes Rubén Berríos, puertorriqueño; Luis Ayala, chileno; Tomás Borge, nicaragüense y Berta Torrijos, panameña, quienes le deseaban que en la otra dimensión se le compensaran los agravios que le asestó la vida terrenal.

Santiago Estrella Veloz, periodista recién fallecido, en su libro Tres Maestros de la Política, concluye en que la muerte de Peña los pobres dominicanos perdieron un líder carismático, que interpretó su sentir en procura “de un mejor destino para sí mismos y para el país”. Una verdad manifiesta, veintidós años después.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorEn auxilio de los más necesitados
Noticia siguienteEstá que ni ríe