¿Tienes insomnio? Causas y efectos

EL insomnio provoca alteraciones en la memoria, cansancio, fatiga, mal humor, aumenta el riesgo cardiovascular, la incidencia de hipertensión arterial, arritmias e infartos cardíacos y cerebrales.
Este trastorno puede estar relacionado con nuestras actividades diarias, alimentación o alguna enfermedad

Seguir malas rutinas (como acostarse cada día a una hora diferente, empeorar nuestras condiciones para dormir con demasiada luz o ruido) o mantener estilos de vida poco saludables (realizar poco ejercicio físico o consumir alcohol y drogas) pueden directamente alterar nuestra predisposición a dormirnos, asegura la neuróloga Awilda Candelario con consulta en Grupo Médico San Martín

“Existen también algunos problemas médicos que pueden condicionar la aparición del insomnio. Por ejemplo, sufrir dolores de espalda, padecer artritis, asma o trastornos endocrinos también altera nuestra facilidad para conciliar el sueño”, señala la especialista.

Este mal, de acuerdo a Candelario, provoca alteraciones en la memoria, cansancio, fatiga, mal humor, aumenta el riesgo cardiovascular, aumentando la incidencia de hipertensión arterial, arritmias e infartos cardíacos y cerebrales. Además, resalta que la disminución del sueño genera un peor rendimiento cognitivo y un menor volumen en algunas regiones del cerebro, que resultan afectadas en etapas tempranas del Alzhéimer.

Entre las preguntas más frecuentes hechas a Candelario están las siguientes:

¿El consumo de algunas sustancias o alimentos psicoestimulantes pueden influir en el insomnio?
Sí, son con frecuencia las causantes de insomnio. Son sustancias que hacen que nuestro cerebro entre en un estado de mayor activación y vigilancia. Estas tienen un enorme potencial adictivo. Algunos de estos son consumidos rutinariamente como la cafeína que se encuentra principalmente en el café, té y chocolate, aunque también pueden encontrarse en refrescos y bebidas energéticas.

¿Cuáles son las causas del insomnio?
Estrés, viajes u horarios de trabajo rotatorios, malos hábitos de sueño, alimentación en exceso en la noche, trastornos de ansiedad, estrés postraumático, depresión…, así como algunos medicamentos (antidepresivos, medicamentos para el asma, las alergias, el resfriado y la presión arterial; analgésicos y los productos para adelgazar, los cuales contienen cafeína y otros estimulantes), son algunas de las causas.

A éstas también se agregan, el dolor crónico, el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardíacas, el asma, la enfermedad del reflujo gastroesofágico, el hipertiroidismo, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer.

¿Cómo luchar contra el insomnio?
Debemos cambiar el estilo de vida y realizar higiene del sueño, estas medidas harán que tengamos un sueño reparador y disminuirá el uso de fármacos somníferos.

1. Aliméntate bien
Es recomendable consumir alimentos ricos en el aminoácido triptófano tales como los lácteos, los huevos o los cereales integrales, ya que ello ayuda a producir serotonina, un potente relajante. No se recomienda ingerir alimentos una o dos horas antes de irnos a dormir, esto hace que aumente el flujo sanguíneo al intestino, ocasiona mala digestión, reflujo con tos y pesadillas.

2. Aléjate de las pantallas y de la luz intensa
La luz proyectada sobre nuestro cuerpo crea problemas de sueño al afectar a los niveles de melatonina, la hormona usada para regular nuestro ritmo circadiano, la luz azul es la que más nos afecta.

3.Haz ejercicio moderado
Se ha comprobado cómo la actividad aeróbica moderada mejora la calidad y cantidad del sueño.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorAntetokounmpo pide perdón por insultos a otros jugadores publicados en su Twitter; dice su cuenta fue hackeada
Noticia siguiente“La tarea del arte es crear consciencia sobre nuestra realidad”