Nuevos factores favorecen debate entre candidatos

En el 2016 se logró un debate con la participación de casi todos los candidatos.
La Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (Anje) inició nuevamente la campaña para motivar al debate entre los candidatos presidenciales, una iniciativa que lleva más de 20 años sin éxito, pero en esta ocasión se conjugan tres nuevos factores que podrían llevar a escena el anhelado  debate presidencial.

Los nuevos elementos en el escenario electoral son los efectos que ha tenido la pandemia del COVID-19 en la forma tradicional de hacer proselitismo electoral debido a la necesidad de mantener el distanciamiento físico. Otros factor es que el candidato que marca puntero en las encuestas, Luis Abinader, ha dicho que acepta participar y el tercer elementoe es que hay tres bloques electorales y no se perfila un ganador claro de las elecciones del 5 de julio.

La Anje ha lanzado una campaña para promover los debates con el apoyo del grupo de comunicaciones Corripio y que ha tenido un gran impacto en las redes sociales. Pavel De Camps, analista de redes sociales, explicó en un análisis de la etiqueta #RDQuiereDebates que se observa un apoyo a que se haga el cara a cara.

Según publicó la entidad empresarial el debate entre los candidatos a la Alcaldía del Distrito que se hizo el 5 de febrero logró una audiencia de un millón 60 mil 450 personas.

“Los debates generan un mayor nivel de interés e inclusión para todos los dominicanos. Es una plataforma de fácil acceso, basta con tener una televisión, una computadora o un Smartphone (teléfono inteligente) con acceso a internet”, sostiene la entidad como parte de su campaña a favor del debate presidencial.

Una de las razones que siempre se ha argumentado por parte de los candidatos para no aceptar participar en los cara a cara es el posicionamiento en las encuestas y siempre el reto viene de quién estaría en una posición menos favorable para ganar los comicios.
Sin embargo, todas las encuestas indican que el candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, está en primer lugar, y este ha dicho que participará en un debate.

“Con una diferencia de 20 puntos los asesores me han recomendado que no vaya a debatir, pero hay que ser coherente y nosotros estamos dispuestos a ir a debatir aún los asesores nos dicen que no debemos de ir, convenza a los demás de que vayan a ese debate”, respondió en una entrevista con el periodista Pablo Mackinney.

Recientemente, el candidato presidencial de la Fuerza del Pueblo y expresidente de la República, Leonel Fernández, dijo que aceptaría ir a un debate si lo invitan.

Hasta ahora, el candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gonzalo Castillo, no se ha referido al tema ni a favor ni en contra.

La experiencia más cercana a un debate entre candidatos presidenciales en el país se hizo en el 2016, pues asistieron siete de ocho candidatos, incluido Abinader que en esa ocasión compitió por primera vez y logró un 35% de los votos. El único que no asistió fue Danilo Medina, en candidato del PLD.  Luego de su triunfo en las elecciones explicó que no participó en el debate porque esos escenarios son para quienes necesitan subir puntos y que sus encuestas le otorgaban una intención de votos superior al 60%.

Tres bloques y renovación campaña

Desde el 1996 en el país no se había presentado un escenario de segunda vuelta, lo que estaría planteado ahora a pesar de que tanto Abinader como Castillo afirman que ganarán en la primera ronda de votaciones. Ese escenario favorece el debate electoral pues si como dijo el presidente Medina los debates son para quienes no cuentan con el apoyo suficiente para ganar, los debates son un escenario para llegar, por ejemplo, a los indecisos.

Ahora hay tres bloques electorales: el que encabeza el oficialista PLD; el del PRM y el de Fuerza del Pueblo.

Según la última encuesta independiente que se publicó,  la Greenberg-Diario Libre, Abinader tendría un 52% en intención de votos; Castillo 26% y Fernández, 19%. Sin embargo, esa encuesta fue publicada en febrero luego de la suspensión de las elecciones municipales y el escenario electoral pudo haber variado producto de la pandemia y otros factores que gravitan y que no estaban antes. Igualmente, los candidatos presidenciales ahora no podrán hacer los mítines, caravanas, banderos y otras actividades de masa que se hacían tradicionalmente  debido a la pandemia, por lo que el escenario es más favorable para el debate para llegar a los electores.

El TSE estima debates inciden plano electoral

El Tribunal Superior Electoral (TSE) emitió una ordenanza en la que valora que los debates inciden en el plano electoral, pero que no son determinantes. Señala que los debates organizados por la Anje inciden en el plano electoral no dejan de ser actividades aleatorias y que a pesar de que la participación en los cara a cara propician una mayor exposición y difusión de los planes y programas formalmente inscritos para un cargo de elección popular, no determinan el éxito de una candidatura. Los pronunciamientos del órgano electoral fueron a raiz de un recurso del canidato a la Alcladía del Distrito, Ramón Marcel Font Frías contra la Anje porque lo excluyó del debate entre los candidatos a ese cargo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir
Noticia anteriorLeonel dice FP nació como una respuesta a cultura del fraude
Noticia siguienteDel legado de Eisenhower