Panelistas: están dadas condiciones para votar, pero hay que ajustar el protocolo sanitario

Compartir
El Pleno de la Junta Central Electoral se reunió ayer, nueva vez, con los secretarios de las Oficinas de Coordinación de Logística Electoral del Exterior (OCLEE), para evaluar la situación actualizada de los recintos electorales y los avances de dichos trabajos para el montaje de los comicios del próximo 5 de julio.
Piden proteger a las personas mayores de 65 años y recomiendan que los positivos al virus no asistan a votar

Tras analizar el panorama, varios panelistas coincidieron en que las condiciones están dadas para poder realizar las elecciones presidenciales y congresuales en medio de la pandemia, cumpliendo con protocolo sanitario, al que se le deben realizar algunos cambios.

En dado caso de que los comicios no se puedan realizar antes del 16 de agosto se podría generar un vacío de poder en el país, por lo que se deben llevar a cabo, incluso durante la crisis sanitaria, explicaron en el webinar “Voto y Pandemia en la República Dominicana”.

Para Pedro Luis Castellanos, superintendente de Salud y Riesgos Laborales, “el buen comportamiento que ha tenido la ciudadanía y las buenas respuestas que como país hemos podido dar, hacen prever que podemos hacer el proceso electoral, siempre que cumplamos con las medidas de prevención y precaución”.

Aseguró que aunque es impredecible el comportamiento del virus por ser nuevo, si se mantiene la tendencia que se ha tenido durante el último mes, lo más probable es que se mantenga un bajo índice de contagios con baja tasa de mortalidad.

Durante el encuentro virtual, organizado por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), el doctor Castellanos, especialista en investigación social en Salud, insistió en que se debe ir a votar, sin embargo, advirtió que luego de los comicios probablemente habrá un pequeño incremento de casos, pero no necesariamente en la letalidad.

Modificaciones a protocolo para elecciones

Sobre el protocolo sanitario elaborado por la Junta Central Electoral (JCE) para la realización de las elecciones el 5 de julio próximo, Castellanos recomendó algunos cambios para proteger, y permitir que puedan ejercer su derecho al voto, las personas mayores de 65 años y los que tienen alguna condición de salud, quienes son más vulnerables a complicarse en caso de que se contagien.

Es decir, que se establezca un mecanismo de priorización para que estas personas permanezcan el menor tiempo posible en filas y dentro del recinto de votación, así como que los servidores en las mesas no pertenezcan a esa población.

Castellanos, además, recomendó que las personas que sean positivos el virus no asistan a votar para evitar nuevos contagios.
Sobre esto también opinó el coordinador de la Mesa de Justicia y Transparencia del Foro Ciudadano, Fernando Henríquez, quien sugirió que además de que los votantes utilicen mascarillas y guantes, se protejan los ojos.

También colocar marcas en el suelo, para que las personas guarden la distancia recomendada de dos metros, cuando estén realizando las filas y tratar de evitar las tradicionales aglomeraciones fuera de los centros de votación.

Con relación al horario de votación, Carlos Pimentel, director ejecutivo de Participación Ciudadana, expuso que la JCE debe de extenderlo al menos dos horas más, ya que al utilizar un protocolo sanitario y de distanciamiento el proceso será mucho más lento y podría generar que no todos los electores puedan sufragar.

Pimentel consideró que el protocolo sanitario de la JCE es adecuado, pero que el organismo se debe revisar este aspecto, y que, además, todos los actores aporten y apuesten a tener “una verdadera fiesta de la democracia conviviendo con COVID”.

“Va a ver un proceso electoral, llamemos a la población a votar, confiemos que ese proceso electoral va a ser adecuado y el que ganó, ganó y el que perdió reconocerá como ciudadano el buen comportamiento que haya tenido la población y los partidos que participen en el proceso”, agregó Castellanos.

Vacío de poder si no hay elecciones

Para Fernando Henríquez lo peor que podría suceder en el país, es que a la actual situación sanitaria, social y económica provocada por la COVID-19, se le sume una crisis política e institucional impredecible.

“Llegar al 16 de agosto sin elecciones nos pone en un vacío de poder que no debemos ni siquiera considerar, es mucho lo que estaríamos arriesgando, demasiadas preguntas sin respuestas, entonces debemos marcar en nuestro calendario el cinco de julio para salir, resguardados, a cumplir con nuestro deber de votar y salvar a nuestro país de una crisis con un cien por ciento de letalidad para nuestro sistema democrático, contagiaría a los casi 11 millones de ciudadanos”, sostuvo en el webinar.

El jurista explicó que esto sería un aterrador y triste escenario y que de llegar a agosto sin la realización de las elecciones tendríamos un gobierno de facto y que en ese caso la solución fuera un pacto político y social, incluyente, amplio y participativo de donde surja un compromiso de establecer un gobierno provisional con la encomienda de celebrar elecciones en el menor plazo posible, con una fecha límite.

Henríquez dejó muy claro que nunca podría interpretarse en la Constitución el extender el mandato a los funcionarios electivos, más allá del período para que el que fueron elegidos.

“No han sido, una ni dos, las dictaduras y las revoluciones que se han generado en nuestro país, y muchos otros países del mundo, por interpretaciones así, ilegitimidades democráticas”, expresó el coordinador de la Mesa de Justicia y Transparencia del Foro Ciudadano.

“Nada más hay que imaginarse la situación donde sería una extensión al mandato indefinido de las autoridades, que va a quedar en manos de ellos mismos la definición de la provisionalidad de su mandato auto extendido y también quedará en sus manos la modalidad de su sustitución”, advirtió.

A su consideración esto sería una aberración jurídica y que la extensión del período constitucional de los actuales mandatarios y legisladores, ni con el resultado de un real consenso nacional, expone al país a una gran inestabilidad e incertidumbre.

En ese sentido, Juan Bolívar Díaz, coordinador de Coalición Democrática, afirmó que el Gobierno y el partido oficialista tienen que estar comprometidos con la realización de las elecciones el 5 de julio.

“Y uno, lamentablemente, no siente que haya ese compromiso”, expresó el periodista en su intervención, donde además dijo que el gran desafío en eso momentos es que las elecciones se hagan sin traumas, que se podría generar días antes de los comicios y provoque que la crisis y la desconfianza se incremente.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d3
Compartir
Noticia anteriorMedina dispone apoyo financiero para el agro
Noticia siguientePartidos plantean cambios a protocolo sanitario de comicios