Guerra sin ganador

    El pleito que libran los partidos de la Liberación Dominicana y Revolucionario Moderno en torno al tema del narcotráfico, por los argumentos que plantean cada sector, es lo que más se parece a una discusión entre un conejo y burro, por establecer cuál de los dos tiene las orejas más grandes. Dicen que entre bomberos no se pisan la manguera y que entre gitanos no se leen cartas. Ninguno de esos consejos parece ser escuchados y mucho menos aplicados en el método de enfrentamiento que han iniciado los dos principales partidos del sistema, sin que ahora ninguno quiera proponer un alto al fuego, pues dicen que cuando el enemigo habla de paz es porque está perdiendo la guerra.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorIsaac y Nora
    Noticia siguientePLD realizará asambleas en tramo final de la campaña