La división

    Entre los peledeístAS se ha desatado una discusión acerca de los causales de la salida del poder. La oficialidad, que son todos los beneficiarios, concuerda en echar la culpa a la “división”, como un todo, y cuando pretenden sustantivarla, hablan de dos responsables, Danilo Medina y Leonel Fernández, pero enfatizando en el último. Olvidan una máxima según la cual, en la democracia el presidente en ejercicio tiene la responsabilidad de garantizar la gobernabilidad, y con ella, dejar la antorcha en manos de su partido. En el caso, asegurar la permanencia del PLD. Es obvio que Medina no trabajó con ese propósito. Quería simplemente imponerse sobre su contrario, y rechazó toda forma de mediación y conciliación.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorSé humano otra vez
    Noticia siguienteAbstención irrelevante