Ana Mercado, pasión por el cuidado del cabello a base de productos naturales

Todos los productos de Ana Mercado Cosmética están elaborados a base de productos naturales.
Inicialmente vendía 25 goteros, pero actualmente tiene diez distribuidores que venden entre 20 y 40 cada uno

Cada vez son más las mujeres que prefieren los productos naturales a los químicos para mantener su cabello hidratado y fuerte. De eso está convencida Ana Mercado Figueroa, dueña de la marca Ana Mercado Cosmética, que fabrica productos con ingredientes como romero, aceite de castor y nopal, para fortalecer la hebra, estimular el crecimiento y evitar la caída.

El primer producto que realizó Ana fue un gotero formulado a base de algunos de jengibre, canela, ajo, vitamina E, y más. La iniciativa es muy nueva. Surgió a inicios de la cuarentena dispuesta a raíz de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Al principio, Ana no estaba enfocada en comercializarlo. “Creo que por el estrés generado los primeros días de la pandemia se me estaba saliendo bastante el pelo, mientras estaba suspendida de mi trabajo formal, comencé a leer e investigar acerca de las propiedades de algunas plantas, para combinarlas de forma perfecta”, cuenta Ana, quien estudió Relaciones Internacionales.

Esta joven de 32 años se sorprendió cuando “funcionó perfectamente” la mezcla de plantas. “Obtuve resultados inmediatos, al contarle a algunas amigas sobre la magia del producto, quisieron probarlo y hasta el día de hoy siguen usándolo”.

Su interés por el cuidado del cabello germinó cuando era adolescencia. Recuerda que una amiga de su mamá la llevaba los fines semana a ayudarla a su salón, ubicado en la Ciudad Colonial. “Ella me pagaba. Con ese dinero cubría mis gastos escolares de la semana. Desde ese momento tuve amor por cuidar de mi cabello”, cuenta.

El proceso de elaboración de estos productos es de aproximadamente cuatro horas. “Son productos frescos siempre”, advierte Ana, quien manifiesta que “el éxito de este gotero me tomó por sorpresa, nunca pensé que los resultados fueran tan rápidos y efectivos”.

“Las primeras chicas en utilizar el producto fueron quienes me impulsaron a comercializarlo, convirtiéndose en promotoras por sus testimonios de cambios reales en su cabello”, destaca.

Inicialmente vendía 25 goteros, ahora el esquema de venta es mayor ya que tiene diez distribuidores que venden entre 20 y 40 cada uno. “Nuestro equipo sigue creciendo a base de mucho esfuerzo y dedicación. Me siento muy orgullosa del resultado del trabajo duro, sobre todo porque es una labor que ayuda y que, por ser natural, garantiza calidad”, expresa.

Además del gotero anti caída y crecimiento, también tiene un aceite de castor y romero para cabello, pestañas, cejas y barba, mascarilla reparadora e hidratante de cacao orgánico y manteca de karité.

Para Ana, apostar a productos frescos de la tierra es motivo de orgullo. “No existe ningún elemento que aporte más beneficios a nuestra salud y belleza que los productos formulados a base de ingredientes naturales”, pondera.

Su ingrediente estrella es el nopal, “cuyos aportes al cabello son infinitivos”. “Nos caracterizamos por tener un stock mínimo de nuestro inventario para que nuestros cosméticos tengan efecto duradero libres de conservantes y se puedan aprovechar sus bondades al máximo”, comenta en ese sentido.

Una de sus principales metas, y que pretende lograr en los próximo dos años es ver todos sus productos en el mercado internacional.

“Sé que debido a la constancia y la determinación lograremos eso y mucho más. La gente ha acogido con mucha alegría nuestros productos, porque ven resultados. Eso es lo que más nos motiva a seguir adelante”, indica.

Ana Mercado inició su negocio en medio de la crisis sanitaria del Covid-19.

“La vida siempre continúa, no hay que frustrarse”

Para Ana, la incertidumbre y el miedo no son motivo para detenerse. “Si un plan falla, se busca otro. La vida siempre continúa, no hay que frustrase porque una idea no se pudo dar”, asegura. “El que no lo intenta, el que no emprende, el que no se arriesga nunca va a saber cómo le irá. A veces es necesario dar un paso al vacío para aprender a volar”, manifiesta. “Crear mi propio negocio ha sido un respiro, un alivio. Es que si vuelve el estado de emergencia por el Covid-19 o si pierdo mi trabajo, ya tengo la forma de subsistir con algo propio. En este momento de incertidumbre yo me siento aliviada”, expresa. Ana, cuyo pelo no era de tendencia a crecer lo suficiente, nunca imaginó que sus propias manos serían las creadoras de un producto que le ayudaría a lograr una cabellera más larga, fuerte y sana. Cuenta con distribuidores en diferentes puntos del país, que pueden ser contactados a través de Instagram como @amcosmetica y su número de contacto 809-703-2240.

Impacto
Las primeras chicas en utilizar el producto fueron quienes me impulsaron a comercializarlo, convirtiéndose en promotoras”

Enfoque
Nuestro equipo sigue creciendo a base de mucho esfuerzo y dedicación. Me siento muy orgullosa del resultado del trabajo duro”

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d4
Compartir
Noticia anteriorRD supera 50 mil contagios con 83% camas ocupadas
Noticia siguienteEntre enero y mayo la economía del país se desplomó 8.8%