“No me quedé de brazos cruzados ante la corrupción”

Compartir
Jean Alain Rodríguez fue desginado como Procurador hace cuatro años.

El procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, se despidió ayer del cargo y aseguró que durante sus cuatros años de gestión no se quedó de “brazos cruzados” ante los hechos de corrupción.

“Tampoco me quedé de brazos cruzados ante la corrupción y las denuncias, fuesen en la prensa, mediante acciones legales, llegando hasta someter a personas del mismo partido al cual milité antes de ser procurador, eso es una prueba irrefutable de mi independencia, que nadie puede negar, ni borrar”, expresó durante la presentación de sus memorias en el cargo.

Indicó que al comenzar su gestión habían muchos asuntos en materia de corrupción pendientes de decisiones que hoy se encuentran ante la justicia, el cual, dijo es fruto del trabajo de los funcionarios que lo acompañaron.

Entre estos, resaltó el proceso Super Tucano, que dijo estaba apenas “en pañales”, Los Tres Brazos y el escandaloso caso Odebrecht. Y que, además, logró sentencias en otros casos como el de la adolecente Emely Peguero, el del rector Mateo Aquino Frebrillet y la niña Carla Massiel.

Poner empeño en caso Odebrecht

En ese sentido, llamó a quien lo sustituirá a poner empeño en el proceso judicial Odebrecht y a trabajar para lograr una condena en los tribunales.

“Tenemos un caso y grandes expectativas de que haya justicia. Quiera Dios que las nuevas autoridades dispongan el empeño para que este caso pueda llegar a hasta las últimas consecuencias y que un nuevo procurador o procuradora no excluya a cualquiera de los imputados y los libere del proceso”, manifestó.

“Ahora le toca al nuevo procurador continuar el caso, fortalecerlo, lograr condenas para los ya imputados e incluir a todo aquel que pudo quedar fuera y que el encuentren pruebas”, agregó.

Rodríguez afirmó que en el caso Odebrecht ha habido cierta narrativa política de que, “faltan más personas”, que habían cerrado líneas de investigación, lo que calificó como “una tremenda falacia, una mentira con intención dañosa”.

Asimismo, dijo que tampoco “cerró los ojos” ante el narcotráfico, poniendo su vida y la de su familia en riesgo constante. Dijo que se logró desmantelar una de las principales estructuras criminales de este país y hasta duplicar la cantidad de droga incautada, generándoles pérdidas de millones de dólares a los narcotraficantes.

En otro orden, Rodríguez, que con el cambio de gobierno, dejará de ser la máxima autoridad del Ministerio Público, afirmó que deja a este órgano judicial más moderno y fortalecido.

Resaltó el trabajo en tema de femincidios, modernización los servicios, mejores condicones para los empleados y la creación y remodelación de cárceles/=.

Al finalizar su discurso, varias instituciones y fiscales de distritos judiciales lo reconocieron por “sus aportes al avance de la administración de justicia y las mejoras implementadas” durante su gestión.

Rodríguez dice no utilizó poder para hacer daño

El funcionario expresó que nunca utilizó el poder del cargo para hacer daño. “Nunca utilicé el poder de este cargo para hacer daño o perseguir a ningún inocente ni persona ajena al interés de la Justicia. Todo lo contrario. La autoridad de este cargo, temporal y fugaz como casi todas las cosas en la vida, fue para proteger a los más vulnerables, siempre, siempre, actuando conforme a la Ley y al imperativo moral de la Justicia”, expresó. Llamó a los miembros del Ministerio Público a apoyar a las nuevas autoridades que se instalan el próximo domingo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorCruce de acusaciones por construcción de aeropuerto
Noticia siguienteNuevo Senado tendrá 60 días para escoger JCE