BCRD profundiza su política de incentivo al crédito

Compartir
El Banco Central dio a conocer las medidas ayer.

El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) redujo en 50 puntos básicos de su tasa de interés de política monetaria, pasando de 3.50 % a 3.00 % anual, en una medida cónsona con la aplicación de una política monetaria dirigida a incentivar el crédito para mover el consumo.

La decisión, que representa una señal de baja del costo del dinero a los sectores económicos, fue adoptada en la reunión de política monetaria del mes de agosto recién finalizado.

En adición, el BCRD decidió estrechar el corredor de tasas de interés, al disminuir la tasa de interés de la facilidad permanente de expansión de liquidez (Repos a 1 día) de 4.50 % a 3.50 % anual, mientras que la tasa de interés de depósitos remunerados (Overnight) se mantiene en 2.50 % anual. De esta forma, brecha de las facilidades permanentes de liquidez del Banco Central tendrá un rango de ± 50 puntos básicos con respecto a la tasa de política monetaria.

El BCRD dijo que su decisión sobre la tasa de referencia se basó en el análisis exhaustivo del impacto de la pandemia del COVID-19 sobre la actividad económica y la evolución futura de la inflación. “En particular, la variación mensual del Índice de Precios al Consumidor en julio fue de 1.88 %, mientras que la inflación acumulada durante los primeros siete meses del año fue 2.32 %”, dice el comunicado de prensa emitido por la institución que maneja la política monetaria.

Inflación interanual alcanzó 4.35%

Explicó que por otro lado, la inflación interanual, es decir, de julio de 2019 a julio de 2020, alcanzó 4.35 %, situándose dentro del rango meta de 4.0 % ± 1.0 %, al tiempo que la inflación subyacente, que refleja las condiciones monetarias, alcanzó 4.14 %. En ese sentido, el sistema de pronósticos del BCRD y las expectativas de los agentes económicos señalan que las presiones inflacionarias recientes son de carácter transitorio, asociadas a la evolución de los precios de algunos alimentos y de la recuperación en el precio internacional del petróleo, por lo que se prevé que la inflación se mantendría dentro del rango meta de 4.0 % ± 1.0 % en el horizonte de política monetaria.

Además el informe destaca que en el entorno doméstico, el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), señala que, luego de tocar fondo en abril con una caída de 29.8 %, la economía se encuentra en un proceso parcial de recuperación, registrando variaciones de -13.6 % en mayo y -7.1 % en junio.

Asimismo, las proyecciones preliminares indican que el crecimiento económico durante el mes de julio se ubicaría en torno a la variación acumulada durante el primer semestre de -8.5 %.

“Hacia adelante, los modelos de pronósticos prevén que la economía se recuperaría gradualmente durante el resto del año y se acercaría a su crecimiento potencial en 2021, una vez superada las crisis sanitaria y económica derivadas del COVID-19”, dice el informe.

En este contexto, el Banco Central indica que continúa implementando un conjunto de medidas monetarias orientadas a mitigar los efectos del coronavirus, a través de un incremento en el financiamiento para los sectores productivos y los hogares.

“En particular, del total de RD$ 120 mil millones puestos a disposición de las entidades de intermediación en una primera fase, se han canalizado unos RD$ 100 mil millones a través de las distintas facilidades”, agrega.

70 mil MM adicionales en segunda etapa COVID-19 a los agentes económicos

Explica que en una segunda etapa, se están poniendo a disposición de los agentes económicos RD$ 70 mil millones adicionales, a través del incremento en RD$ 10,000 millones de la disponibilidad de Repos de corto plazo y de la creación de la Facilidad de Liquidez Rápida (FLR) por RD$60 mil millones a una tasa de interés de 3.0 % para las entidades de intermediación financiera, con el propósito de apoyar la canalización de recursos hacia sectores productivos claves, en particular a los sectores salud y educación, y de proveer un alivio financiero a los hogares y las Mipymes.

Como resultado de las medidas monetarias, las condiciones financieras se han mantenido favorables, registrándose una reducción en las tasas de interés de los préstamos otorgados por la banca múltiple. Por otro lado, el crédito privado en moneda nacional se expande a una tasa interanual cercana al 10 % al cierre de agosto, observándose una moderación con respecto al ritmo de expansión observado en los últimos meses.

Dinamizar el crédito en tiempos de pandemia

En ese sentido, la nueva reducción de la tasa de política monetaria (que llevaría la disminución en la tasa de referencia a 150 puntos básicos desde inicios de la pandemia) y la flexibilización de los criterios de aplicación de la Facilidad de Liquidez Rápida anunciada recientemente, deberán contribuir a sostener el dinamismo del crédito y proporcionar un alivio financiero a empresas y hogares. La implementación del amplio paquete de estímulo monetario continuará sirviendo de apoyo para la recuperación gradual de los sectores económicos, facilitar la preservación y generación de empleos y permitir la convergencia del crecimiento hacia su potencial en el horizonte de política. El Banco Central reafirma su compromiso de conducir la política monetaria hacia el logro de su meta de inflación y el buen funcionamiento de los sistemas financiero y de pagos, preservando bajos niveles de inflación y manteniendo la estabilidad relativa del tipo de cambio. En ese sentido, la institución continuará dando especial seguimiento al impacto del COVID-19 sobre la economía dominicana, encontrándose preparada para continuar reaccionando de forma oportuna ante factores que puedan poner en riesgo el objetivo de inflación y afectar la estabilidad macroeconómica.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir
Noticia anteriorEl Gobierno planea eliminar el viejo modelo penitenciario
Noticia siguienteEdesur trabaja en 10,000 facturas reclamadas por montos elevados