Hutíes admiten que sus soldados provocaron incendio que mató a 45 migrantes

Saná. Los rebeldes hutíes del Yemen admitieron este sábado que sus soldados lanzaron tres cilindros de gases lacrimógenos, provocando un incendio en un centro de detención de migrantes en Saná que causó la muerte de al menos 45 personas, la mayoría de las cuales eran etíopes.

En un comunicado, el Ministerio de Interior de los hutíes dijo que el pasado 7 de marzo los migrantes iniciaron una huelga de hambre en el centro de detención que se tornó en "un motín", por lo que soldados de los insurgentes intervinieron lanzando cilindros de gases lacrimógenos dentro de un pabellón en el que estaban hacinadas 358 personas.

Los soldados lanzaron tres cilindros, uno de los cuales cayó sobre un material inflamable y el fuego se extendió rápidamente, provocando la muerte de 45 migrantes, según la nota.

El departamento rebelde acusó a la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) de no atender a los migrantes, que iniciaron la huelga para "pedir ser deportados a sus países" y responsabilizó a la agencia de Naciones Unidas del incidente.

Asimismo, Interior dijo que once soldados hutíes fueron arrestados, entre ellos siete oficiales y "varios líderes", que serán mandados a juicio.

La semana pasada, los líderes de las comunidades africanas en el Yemen pidieron una investigación internacional sobre el incendio en el centro de detención de inmigrantes de Saná.

Varias organizaciones de derechos humanos han denunciado las duras condiciones en estos centros y, particularmente, en el de Saná, donde hasta el incendio del 7 de marzo había hacinadas unas 900 personas, la mayoría etíopes, lo cual representa tres veces más la capacidad del recinto.

Según la OIM decenas de miles de inmigrantes africanos llegan al Yemen a través del golfo de Adén para tratar de llegar a los países del golfo Pérsico en busca de oportunidades de trabajo y muchos de ellos acaban atrapados en el Yemen, donde se enfrentan a "peligros extremos y abusos".

El país está dividido en dos partes desde la guerra civil que estalló a finales de 2014, con una controlada por el Gobierno reconocido internacionalmente, y otra, incluida Saná, en manos del movimiento rebelde hutí.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.