PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Pedro Conde Sturla

Pedro Conde Sturla
486 Publicaciones 0 COMENTARIOS

Vida marital de Gógol y otras indiscreciones (1)

Yo no podía creerlo. Cuando Harold Bloom me dijo que Tommaso Landolfi había escrito un cuento sobre la esposa que Gógol nunca tuvo (o...

Por un bistec (2 de 2)

Nunca se insistirá bastante en que una de las cosas que deslumbran al espectador —sí, el espectador— de la pelea entre Tom King y...

Por un bistec (1)

Una vez Jack London escribió un cuento, o más bien un relato, que es como una radiografía del alma de un boxeador llamado Tom...

Memoria y desmemoria de Monterrey: Emilio Castro Kundhardt (13)

(El autor agradece a Naya Despradel por las valiosas informaciones que hicieron posible la realización de este trabajo).. Pienso que Emilio Castro Kundhardt no olvidaría...

El forastero misterioso (2)

En el pueblo de Eseldorf —el pueblo de burros, como su nombre en alemán indica— las autoridades tenían buenas razones para negarle “a la...

El forastero misterioso (1)

“El forastero misterioso” es el último libro que Mark Twain no escribió ni publicó: que no terminó de escribir. Trató de hacerlo varias veces,...

Irreverencias y profanaciones de Mark Twain (13): Un bosquejo de familia

La época que Mark Twain describe en “Un bosquejo de familia” corresponde a un periodo de bonanza en el que la familia vivía en...

La ciudad perdida

En la puerta de entrada me encontré con un señor muy elegante que me dirigió el saludo con cierta cortesía profesional, un señor anticuado...

Besos de fuego

A mi agradecida lectora y ex alumna Nadia Mirqueya Barinas Soñé En una fabulosa película de Giuseppe Tornatore —todo un poema fílmico titulado “Cinema paradiso”—, se...

Ei señoi Cru

En realidad se llamaba Eugenio Cruz Almánzar, pero en San Francisco de Macorís se hablaba cibaeño, igual que en casi todos los pueblos del...