Víctor Manuelle tardó para subir a escena en el Teatro la Fiesta del hotel Jaragua. La espera valió la pena.
Antes de entrar al escenario elCaribe tuvo la oportunidad de conversar con el artista.

l Hace 22 años le conocí en la oficina de Gilberto Santa Rosa. Ud. acababa de llegar de Colombia, se había tenido que afeitar la cabeza por culpa de un champú de color que le arruinó el cabello. ¿Se acuerda?
l Jajajaja. Me acuerdo, claro que sí, claro que sí.

l Ha llovido desde entonces. ¿Sigue considerándose El Sonero de la juventud?

l Yo nunca me he considerado. Es lo que el público diga. Nunca me autodenominé. Pero a veces pienso que sí seguiré siéndolo. Pero si Andy Montañez es El Niño de Trastalleres, ¿por qué yo no puedo ser El Sonero de la Juventud? Lo importante es que me estoy disfrutando mucho este momento. Recapitulando. Y cada vez que una persona como Ud. viene y me dice ‘¿te acuerdas de tal momento?’ ¡Uno dice wao, 30 años ya desde que comenzó esta aventura y saber que estamos vigente, que estamos ahí!

l Anoche (el jueves, Premios Lo Nuestro) fue una noche histórica. Vi a Gilberto muy emocionado y a Ud. también. ¿Qué ha significado Gilberto en su vida artística?

l ¡Ese es mi papá! Él se ofende, dice ‘Soy tu hermano mayor’. Jejeje. Ese es mi papá. Y me siento sumamente contento que yo también lo puedo honrar. Creo que era un buen momento para que la gente entendiera que estamos celebrando 30 años. Pero que esa persona también es muy responsable de todo lo que está sucediendo.

Crónica del show

Al artista lo llaman a escena. Son las 12:04. Ya sábado. El público lo recibe con euforia.En el intro un avión desde donde habla Victor Manuelle y agradece. “Si me preguntan qué ha sido lo más importante: mi familia y sus aplausos”. Esos estuvieron garantizados.

Tu volverás fue el telón sonoro. Siguió con No hace falta y Qué habría sido de mi… tomó el celular de un fanático y le cantó a alguien del otro lado.

Yo quiero que este sea un concierto de la sinceridad. Cuenta que estaba enamorado de la maestra y ella nunca se enteró. Canta Qué habría sido de mí.

Las amigas de las que pretendas son tus mejores aliadas. Amiga, dile que vuelva.

Cuántos de los compañeros están sumamente enamorados. Así es la mujer que amo. Coreada. Cantó en tempo de balada Dos amantes “esta sí la tuve que ensayar en el sound check”.

Recordó que en el Carnegie Hall canté a duo esa canción con su hermano Héctor que se fue a los 46 años. Después cantó… De tu alpiste me cansé. Pero dame de beber. Luego… Bésame despacio, sensacional. La gente bailando.

Salió de escena para un cambio de vestuario, mientras tanto, el trompetista hizo un solo desde el balcón del teatro la Fiesta.

Tengo ganas de volver a enamorarme. Luego No queda nada…

Una canción de despecho full. Yo no quería engañarte. “Traté de encontrarte… Yo no quería engañarte, pero tú me enseñaste”. Cada canción con diseño de imagen. Se ha invertido en la puesta en escena de la gira. Del 96, “Dile a ella, que no puedo olvidarla”. Dile ella.

Un cambio de ritmo. Que suenen los tambores. Y para cerrar con broche de oro: He tratado.

Su primer éxito fue en República Dominicana


Agradeció a Santo Domingo. Narró que en 1994 fue la primera vez que estuvo aquí. De su primera producción no sonaba nada y le dijeron que tenía que venir porque en República Dominicana se estaba pegando un tema. Era Apiádate de mí, su primer hit. “El pueblo dominicano fue mi primer apoyo”.
La orquesta tiene 12 integrantes. Tres trompetas, tres percusionistas, trombón y dos saxos, dos coristas, bajo y teclado.

Posted in Cultura & Espectaculos

Más de cultura-espectaculos

Más leídas de cultura-espectaculos

Las Más leídas