“Hay que ser paciente. Mi tiempo llegará”

Chris Duarte dice que su meta mayor es ganarse la confianza del dirigente

Chris Duarte no solo piensa en números en su primera temporada en el mejor baloncesto del mundo, el de la NBA. A su entender, hay algo con mucha valía y siente que cada día avanza en ese sentido.

“Me estoy ganando el respeto, yo siento que en el equipo me respetan”, dijo el dominicano a elCaribe en una entrevista en vivo por la red social Instagram.

“Todo es un proceso, pero siento que me tratan con respeto, y también yo me comporto como debo porque estoy consciente que soy un novato y no debo creerme que soy más de la cuenta. Mi mentalidad es ganarme la confianza de mi equipo y demostrar que merezco más tiempo en la cancha”, indicó. “Yo quisiera hacer mucho más cosas, pero somos un equipo y lo principal para mí en estos momentos es estar en cancha”, añadió. Duarte promedia 15.2 puntos, 4.3 rebotes y 2.3 asistencias por encuentro. Tira para un 43.5 de campo, para un 40.5 de tres y 86.7 desde la línea de tiros libres en 32.7 minutos de juego en 12 partidos con el uniforme de los Pacers.

¿Quisiera Duarte más tiros? ¿Podría promediar más puntos por choque? “Como jugador tú quisieras tener todas las pelotas en la mano, pero es un equipo y no puede llevarle la contraria al dirigente. Tengo que hacer lo que me pidan. Estoy en un equipo donde hay jugadores con más experiencia”, respondió.

“Yo no estoy tan conforme porque sé que pudiera hacer más, pero tengo que hacer lo que me diga el dirigente porque yo quiero jugar. Si el dirigente monta una jugada y me pone en una esquina, yo no puedo venir a romper esa orden, coger la pelota y desbaratar la jugada porque es muy probable que vaya al banco”, comentó desde su habitación en Denver, Colorado, donde los Pacers el miércoles se enfrentaron a los Nuggets.

“Si hago esas cosas, el nivel de confianza va a bajar. Si luego hago otro error, la confianza seguirá bajando al punto que no jugaré como quiero. Yo prefiero estar en la cancha, no importa que sea en una esquina, pero ahí puedo coger un rebote, ir al aro, defender, ayudar de varias formas”, añadió el defensa tirador, quien dijo que se comunica bien con el dirigente Rick Carlisle.

El nativo de Puerto Plata, de 24 años de edad, sabe que la prisa es mala consejera. “Hay que ser paciente. Mi tiempo llegará”, dijo con un tono que denota que ha reflexionado al respecto. “Yo tengo que día tras día, juego tras juego, demostrar que merezco más oportunidades, pero sin desesperarme. Es una temporada larga de 82 juegos”, dijo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.