PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
Licey venció 10-0 a los Toros. Va hoy contra las Águilas. Al Escogido le queda un chance

Los Gigantes y las Estrellas Orientales amanecen hoy con el visado al baile del Todos contra Todos. El llamado “play-in” no es tema de su incumbencia.

Lo que sí debe importarles es quedar en primero y segundo, respectivamente, en la tabla de posiciones.

De su lado, Licey se colocó en buena posición para unirse a los ya mencionados. Ayer aplastaron 10-0 a los Toros para llegar a las 20 victorias. Emilio Bonifacio se fue de 6-4 con cuatro remolcadas y Yermín Mercedes bateó de 5-2 con tres impulsadas para guiar la paliza.

Esta noche, los azules reciben a las Águilas Cibaeñas, en un partido que promete bastante porque el triunfador pasará a la semifinal. Los Leones agonizan y están agarrados de un elemento que pueden controlar y de unas cuantas oraciones o velones prendidos.

Las Estrellas vencieron 7-0 al Escogido en el Estadio Quisqueya para lograr la clasificación. Este fue el triunfo 21 de los verdes, que acumulan 18 derrotas. Al perder los melenudos, los Gigantes pasaron automáticamente. De todas formas, al cierre de esta edición, los Potros derrotaban 8-1 a las Águilas en Santiago en el séptimo, bien posicionados para su triunfo 22 con 16 perdidos. Si hoy se imponen al Escogido quedarían en el primer lugar y eliminarían a los escarlatas.

Radhamés Liz (2-1) lanzó seis entradas de tres imparables, Jeremy Peña y Christian Bethancourt remolcaron dos carreras cada uno para comandar la victoria de las Estrellas.
Por los Leones (18-21), perdió el zurdo Enny Romero (0-3). El Escogido lleva cuatro derrotas seguidas. Está obligado a ganar esta noche y abrigarse a la esperanza de que las Águilas pierdan hoy ante Licey o que en su defecto, los Tigres caigan hoy y en su partido de mañana contra los Gigantes en San Francisco, encuentro reasignado del miércoles por la lluvia. Es la única forma que tienen de asegurar el “play-in”, el formato que se activa siempre y cuando el quinto puesto quede a un partido de distancia del cuarto lugar. En ese caso, el equipo del cuarto solo tiene que ganar uno mientras que el del quinto debe imponerse en dos. Aún queda algo de la novela otoño-invernal. No se muevan, Sigan la sintonía.

Posted in Béisbol InvernalEtiquetas
agency orquidea