PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
El antesalista de los Medias Rojas dice a elCaribe que los cuestionamientos hechos a su defensa los deja a un lado

ARLINGTON, TEXAS.- Las dudas acerca de su defensa cada día más se desvanecen y es que Rafael Devers se ha concentrado en mejorar esta área de su juego para convertirse en un pelotero completo en las Grandes Ligas.

“Mi defensa fue una de las partes que trabajé bastante en la temporada muerta además de mi físico y ahí están los resultados”, expresó Devers en exclusiva a elCaribe previo al partido de los Medias Rojas de Boston contra los Vigilantes de Texas el pasado fin de semana. En esta campaña, el antesalista dominicano, sin el encuentro de ayer ante los Astros de Houston, sólo ha cometido un error en 96 oportunidades a lo largo de 286 entradas y dos tercios. Esto se traduce a su vez en un porcentaje de fildeo de .990.

“La clave está en lo que se hizo en temporada muerta. Se hizo un plan. Nosotros pensamos como grupo que si Rafi es consistente defensivamente, él va a estar bien. Puede ganar un guante de oro, solo es cuestión de tiempo”, manifestó el coach de tercera base Carlos Febles acerca de Devers, quien el año pasado cometió 22 pifias en 1,299 entradas completas.

“Nadie trabaja como él aquí. Es el primero que sale a aparar, siempre está donde tiene que estar. Me siento orgulloso del progreso que ha realizado. Con la edad que tiene solo hay espacio para seguir mejorando”, indicó Febles, experimentado hombre de béisbol de vasta experiencia en los circuitos minoritarios de Estados Unidos y en Grandes Ligas, además de una amplia trayectoria en el béisbol invernal dominicano.

Devers, de 25 años, no sabe si en algún momento de su carrera profesional obtendrá un guante de oro, pero de lo que sí está seguro es de poder seguir trabajando fuerte para seguir siendo un jugador élite en la gran carpa.

“No sé si en algún momento ganaré el guante de oro, pero sí sé que estoy dando lo mejor de mí en el terreno para que mi equipo gané. Desde que salgo al terreno, mi mentalidad es ayudar al equipo”, sostuvo Rafael, quien lideró al equipo de Massachusetts en varios departamentos ofensivos en 2021, la misma campaña en la que conquistó su primer Bate de Plata producto de sus 113 carreras impulsadas y 38 jonrones.

A pesar de que ha sido cuestionado por su defensa, Devers entiende que esto en ningún momento ha sido obstáculo para mejorar, en cambio, trata de no prestarle atención y demostrar con su bate y guante. “Las críticas siempre van a estar ahí haciendo las cosas bien o no, a lo único que le prestó atención es dar lo mejor de mí en el terreno”, dijo el tercera base.

Madurez

La madurez es una pieza fundamental en el béisbol organizado de los Estados Unidos y Rafael la ha ido adquiriendo día tras día a través de los años, además de la ayuda que ha recibido de sus coches y los jugadores JD Martínez y Xanders Bogarts.

“Cómo prepararme, cómo ir al plato, cómo jugar mi defensa, cómo lidiar con la presión, lo he ido aprendiendo cada día. Y con la compañía de personas claves como Eduardo Núñez, entre otros”, dijo el quisqueyano que debutó en las Grandes Ligas con apenas 20 años.

Devers, quien juega su sexta campaña en las Mayores, ha tenido un buen inicio con el madero, batea para .324, con 46 imparables, 13 dobles, seis cuadrangulares y 19 carreras remolcadas.

“Trato de venir en mejor forma cada año para dar lo mejor de mí. Siempre trabajo lo positivo, no quiero nada negativo en mi carrera”, afirmó Rafael, quien manifestó que si la organización de Boston le da permiso, estará disponible para asistir al Clásico Mundial de Béisbol 2023 con la República Dominicana.

Posted in Béisbol, Grandes Ligas
agency orquidea

Más contenido por Cynthia Morillo