Devers se abre paso con su madero en la élite del juego

Rafael Devers llegó al partido de anoche contra los Yankees con 15 cuadrangulares y 48 remolcadas.
De bajo perfil, el tercera base deja que su bate hable. Es el mejor de su posición en las principales categorías ofensivas

Rafael Devers es uno de esos que deja que su bate se encargue de hacerle la diligencia de hablar por él. Si fuésemos a hacer una comparación, lo que lleva a cabo en estos momentos es un señor discurso de esos que son de colección.

El nativo de Samaná encabeza a los antesalistas de las Grandes Ligas en las principales estadísticas ofensivas.

Al inicio de la jornada de ayer, dominaba en jonrones (15), remolcadas (48), porcentaje de slugging (.587), OPS (.938), total de bases (121) y extrabases (33). Hay otras en las que dirige en su circuito, la Liga Americana, como por ejemplo en dobles (18 colíder en ambas ligas), y en hits (58 empate con el también criollo Jeimer Candelario).

El dominicano, de personalidad bajo perfil, es uno de los mejores a la ofensiva en el negocio, aunque muchas veces no reciba las menciones de otros. De todas formas, con ese nivel de producción, es poco probable que se pueda soslayar.

Cuando se habla de Vladimir Guerrero Jr., Fernando Tatis III y Ronald Acuña Jr. hay también que señalar al antesalista de los Medias Rojas que batea a la zurda.

La mejor temporada de Devers fue en 2019, cuando bateó para .311 con 32 jonrones y 115 remolcadas.
Además disparó 201 imparables, de los cuales 54 fueron dobles.

Su proyección para esta contienda es de 42 cuadrangulares, 134 impulsadas y 50 dobles, lo que indica que su ritmo es para compilar números superiores en tetrabases y carreras producidas.

Boston en pelea

Antes de comenzar la temporada, el jugador de apenas 24 años de edad señaló que Boston estaría en competencia en este 2021, a pesar de que la escuadra que dirige el boricua Alex Cora no se veía en el papel tan potente como los Yanquis de Nueva York y los Rays de Tampa y unos Azulejos de Toronto presentando una mezcla de talento joven y algunos veteranos dispuestos a contribuir.

Hasta ahora, Devers ha estado acertado en su pronóstico porque los Medias Rojas ha estado al mando de la exigente División Este de la Americana y, por igual, en pelea por el puesto cimero.

Iniciaron la jornada de ayer a un juego de Tampa por el primer lugar. Vale notar que los Rays han sido uno de los conjuntos más calientes de mayo a la fecha.

Este fin de semana pasado, Boston estuvo en Nueva York, aportando a las primeras dos victorias de la tropa sobre los Yankees. Esto quiere decir que, independientemente del resultado de anoche, ganaron la primera serie de la contienda contra sus rivales de siempre.

Devers habla con hechos. Sobran las pruebas para comprobarlo.

Se acerca un período interesante en su carrera

Devers, que hasta ayer comandaba a los Medias Rojas en jonrones e impulsadas, entre otros departamentos como dobles y total de bases, está programado para ir al arbitraje salarial en 2022. El arbitraje es una especie de antesala de la agencia libre, el sueño de muchos jugadores que esperan ese momento para obtener el mejor contrato de sus respectivas carreras. Devers devengará en esta temporada un salario de cuatro millones 580 mil dólares y al ritmo que va, para 2022 podrá exigir al menos de ocho millones en adelante, siempre y cuando las partes no se pongan de acuerdo para evitar el arbitraje. Interesante el panorama.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.