“Para esto me preparé en la temporada muerta”

Luis Gil expresa que está trabajando en la consistencia para comandar la zona de strikes.

El lanzador Luis Gil conversa con elCaribe sobre su paso por los Yanquis. Su nombre es historia en GL

Nueva York.- La fidelidad a Dios, la confianza en sí mismo y el talento han sido las cartas de triunfo que Luis Gil ha jugado y le han abierto las puertas a Grandes Ligas con los Yanquis de Nueva York.

Aquel jovencito de 10 años, que jugaba con el bate y la pelota nunca imaginó que entraría a los libros de récords del equipo neoyorquino.

“Estamos realmente emocionados acerca de Luis Gil. Él ha lanzado realmente bien para nosotros y creemos que él tiene un buen chance de ser un buen abridor porque él tiene una bola rápida realmente especial”, manifestó el dirigente Aaron Boone a elCaribe.

El nativo de Azua realizó su debut en las Mayores, el pasado tres de agosto, y estremeció la fanaticada de los mulos del Bronx con su impactante apertura de seis entradas en blanco a los Orioles de Baltimore, sin permitir carreras, solo cuatro hits, con un boleto y seis ponches. Con esa actuación entró a los libros de récords de los Yanquis al convertirse en apenas el octavo lanzador en lanzar seis o más entradas en blanco en su debut.

“Solo darle las gracias a Dios, porque me está permitiendo tener este éxito aquí en Grandes Ligas. Ese momento es único, no pude dormir ese día, recibir la llamada de mi coach de picheo con esa noticia, es algo que no se puede describir”, dijo Luis Gil a elCaribe previo a la ceremonia del homenaje a las víctimas del 11 de septiembre en el Citifield.

“Pensé que me iba a poner nervioso, pero cuando le oré a Dios, en la noche y llegue al estadio, sentí la calma, la tranquilidad. Salí a lanzar con Dios y con el corazón y en mi mente siempre estuvo hacer un buen trabajo. Para eso me preparé en temporada muerta y con los Tigres del Licey”, expresó Gil, quien fue firmado por 90,000 dólares por los Mellizos de Minnesota en 2015, y posteriormente, cambiado a los Yanquis, a mediados de 2017.

Después en su segunda salida volvió a lanzar sin permitir carreras durante cinco entradas apenas de dos hits, con dos boletos y ocho ponches. Pero, en su tercera salida cristalizó su dominio ante la rivalidad con los Medias Rojas de Boston lanzando cuatro entradas y dos tercios en blanco con tres hits, cuatro boletos y cuatro ponches.

“No te voy a decir que todo esto que estoy viviendo me lo esperaba pero si me lo presentía, porque el que está con Dios todo eso lo cumple”, indicó Luis, quien convirtió en el primer lanzador, desde 1893, en lanzar 4.2 entradas o más sin anotaciones en cada una de sus primeras tres apariciones en su carrera. “Estoy trabajando en la consistencia para comandar la zona de strikes, eso es lo que estamos trabajando”, dio finalmente Gil.

Boone espera que maneje picheos secundarios

La racha de 15.2 entradas sin anotaciones del jovencito Gil es ahora la segunda racha más larga de un Yanqui en la historia de la franquicia, solo por detrás de Slow Joe Doyle, quien tuvo una racha de 18 entradas sin anotaciones cuando abrió su carrera en 1906. “Él ha recorrido un largo camino en su desarrollo este año ganando oportunidades aquí. Entonces, sí el continúa desarrollando los lanzamientos secundarios y su comando en el béisbol, él tiene una gran oportunidad de ser un abridor realmente bueno para nosotros”, dijo Boone.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.