PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

MADRID. La falta de puntería de un Real Madrid que chutó en 35 ocasiones, hasta trece a puerta para marcar dos goles, con el acento brasileño de Rodrygo y Vinícius, provocó que pasase de los momentos de mayor diversión del curso a una innecesaria tensión frente al Shakhtar, al que venció 2-1.

Espoleado por la imagen dejada en el primer traspié ante el Osasuna en Liga, el Madrid recuperó la chispa para abrazarse a la diversión.

El mérito del Shakhtar fue la resistencia, lograr no perder la cara al partido cuando fue atropellado y esperar su momento. El apagón madridista llegó siendo dueño de la posesión pero sin verticalidad, con un susto en un balón muerto en el segundo palo y ante algún intento final sin precisión del Shakhtar.

El duende de Benzema no aparece, alejado de nuevo del gol pese a sus intentos. Lo mejor era el pitido final del colegiado para un Real Madrid que bordó el fútbol por momentos y sintió la exigencia en cuanto rebajó su intensidad.

Posted in Fútbol Internacional
agency orquidea

Más contenido por Agencias