Messi, adiós con dolor

Leo Messi.
El argentino se despidió ayer del Barsa en medio de llanto y desconsuelo

BARCELONA.-- Leo Messi se despidió sin acritud del Barcelona... pero sentenciando una realidad, la suya, indiscutible. “Yo hice todo lo posible por quedarme en el Barça. Todo. ¿El club? Eso no lo sé, deberían contestarlo ellos”.

Impasible y directo, sin decir más de lo necesario, el argentino dejó claro que abandona el Barça “con dolor” pero dispuesto a seguir en el máximo nivel, probablemente en el PSG, “pero no hay nada, porque desde el jueves recibí muchas llamadas pero no tengo nada decidido”, y sosteniendo siempre lo mismo: “Hice todo lo que estuvo en mi mano”.

Llorando. Deconsolado a su llegada al auditorio, Leo se rompió y no le fue sencillo, al contrario, articular un sentido discurso de cinco minutos que acabó, otra vez, roto, llorando mientras la totalidad de la plantilla, cuerpo técnico, directiva, ex compañeros... toda la sala en pie le dedicaba una sentida ovación.

A partir de ahí, la rueda de prensa en la que puso los puntos bien claros. Y sorprendiendo con una afirmación inesperada y quizá incierta: jugará un último año lejos del Camp Nou.

“Estaba todo arreglado y en el último momento no se pudo hacer”, dijo el estelar argentino. “Es el momento más difícil, sin duda... No hay vuelta atrás, es el final en el club y siento mucha tristeza porque es el club que amo y no lo esperaba. Nunca mentí, siempre fui de frente. El año pasado quería irme y ahora no y de ahí mi tristeza” desveló, dejando claro, por encima de todo, que no esperaba este final”, comentó.

“El club tiene una deuda muy grande, la Liga no lo permitía y tengo que buscar mi futuro. Hice todo lo que pude y no fue posible, no creo que deba decir más”, expuso Messi.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.