ESCUCHA ESTA NOTICIA

París, 21 jun (EFE).- El agua del Sena no era apta para el baño por sus elevados niveles de contaminación en los últimos análisis elaborados el pasado día 16, a mes y medio de la competición olímpica, indicaron este viernes los organizadores, que se mostraron optimistas sobre el desarrollo de las pruebas de natación en el río.

«Actualmente, la calidad del agua del Sena no está a la altura. Pero los análisis de las aguas del Sena no corresponden a los estándares que tendremos este verano», aseguró el prefecto (delegado del Gobierno), Marc Guillaume, en una comparecencia de prensa.

En presencia del presidente del Comité Organizador, Tony Estanguet, Guillaume expresó su confianza en que los niveles de contaminación a finales de julio o principios de agosto, cuando están previstas las pruebas en el Sena, sean inferiores.

«Tenemos confianza, junto con el Comité de Organización, sobre la posibilidad de mantener esas pruebas a finales de julio o principios de agosto», indicó el prefecto.

París 2024 espera que el Sena sea el escenario de la prueba de natación del triatlón, programado el 30 de julio para los hombres, el 31 para mujeres y el 5 de agosto para el relevo mixto. Además del maratón en aguas abiertas el 8 de agosto para mujeres y el 9 para hombres.

Guillaume explicó que las «excepcionales» lluvias de los últimos días han hecho que no se pueda tratar toda el agua caída antes de ir al río, por lo que el Sena no está listo para el baño, pero expresó su confianza en las obras llevadas a cabo para «que lo estén durante el verano».

«En algún momento dejará de llover, tendremos sol. Y lo que podemos decir es que las obras llevadas a cabo en los últimos cuatro años están totalmente operativas y nos permitirán tener un resultado excepcional», afirmó.

Detalló que se siguen inaugurando centrales de depuración de agua y captación de residuos, al tiempo que indicó que todos los barcos del Sena están ya conectados a la red de alcantarillado de la ciudad y no vierten sus aguas residuales al río.

Las autoridades francesas han invertido 1.400 millones de euros desde 2016 en un ambicioso plan para permitir el baño en las aguas del Sena, que desde hace casi un siglo están vetadas.

«El plan llega a buen puerto, aunque todavía quedan obras por terminar», dijo Guillaume, que pidió que se juzguen los resultados del dispositivo «en condiciones de verano, que es cuando se podrá ver si tiene efecto».

La calidad del agua del Sena aparece como uno de los principales asuntos de inquietud de la organización de los Juegos a poco más de un mes de la ceremonia de inauguración, prevista el 26 de julio.

Los organizadores han ido anulando los diferentes test previstos en las aguas del río, mientras que la alcaldesa de la ciudad, Anne Hidalgo, ha ido retrasando su promesa de bañarse en el Sena antes de los Juegos para mostrar su confianza en la limpieza de las aguas.

Tenía previsto darse un chapuzón este próximo domingo, pero aseguró que lo retrasará a causa de las elecciones legislativas.

Una «excusa» para su principal rival, la ministra de Cultura, Rachida Dati, quien la acusó de haber invertido grandes cantidades de dinero sin obtener resultados. EFE

Posted in Deportes

Más de deportes

Más leídas de deportes

Las Más leídas