PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El Ministerio de Deportes (Miderec) calificó como un acto de vandalismo los daños causados al polideportivo durante la celebración la semana pasada del segundo juego de la serie final del torneo de baloncesto superior de Barahona.

La instalación fue afectada en gran manera por los fanáticos que asistieron al partido entre La Unión y Gregorio Luperón. “La posición nuestra es que, así como hay reclamos de que se mejoren las instalaciones deportivas, las personas y presidentes de asociaciones deben cuidar las reparaciones que con tantos esfuerzos se han estado realizando. Los actos como lo ocurrido en el torneo de Barahona son inaceptables”, expresó Miguel Camacho, asesor especial de Miderec.

La trifulca se generó por un golpe al jugador de La Unión, Maicol Borbón, lo que llevó a los fanáticos a lanzar objetos de todo tipo, al punto de arrancar las butacas y arrojarlas al tabloncillo.

Posted in Polideportivo
agency orquidea

Más contenido por El Caribe