Emoción se apoderó de abanderados

Rodrigo Marte y Prisilla Rivera desfilarán con la bandera el 23 del presente mes.
Prisilla Rivera y Rodrigo Marte lloraron tras enterarse de que portarán el símbolo patrio en la gran cita de Tokio

Sus ojos aguados reflejaban parte de la emoción que siente Prisilla Rivera al saber de la responsabilidad que tendrá, junto al boxeador Rodrigo Marte, de portar la bandera dominicana en el desfile inaugural de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, a celebrarse el viernes 23 del presente mes.

Pero a la vez, ese compromiso tiene otro sabor para ella, porque dos de sus seres más queridos, no podrán disfrutar de ese momento en el final de su carrera en el voleibol profesional.

“Hacer ese reconocimiento hacia mi persona me llena de satisfacción. Eso me hace ver que lo que he hecho durante tanto tiempo está bien. No puedo evitarlo, aunque las lágrimas son el sentimiento más puro que puede expresar una persona, ya sea por alegría o tristeza”, dijo Rivera. Entre esas personas a las que Prisilla se refiere es su hija Megan, quien falleciera en febrero del año pasado a la edad de 15 años.

“Hoy esa alegría que siento no se manifiesta por situaciones personales que también influyen como seres queridos que hoy no están y que me hubiese gustado que estuvieran en ese momento para que lo disfrutaran”, sostuvo la capitana de la selección femenina de voleibol, equipo que se conoce como las “Reinas del Caribe”. Expresó que en un momento de su vida profesional en el deporte soñó con este privilegio, aunque reconoce que no sabía de cuándo llegaría. “Gracias a Dios que llegó y me siento muy afortunada. Esta distinción significa mucho. No pude haber nacido en un mejor país que este”, dijo.

Prisilla se convierte en la segunda jugadora de voleibol en ser abanderada de unos Juegos Olímpicos. La primera fue Francia Jackson en Atenas 2004.

Marte no lo esperaba

Marte revela que recibió la “grandiosa noticia” de que compartiría la distinción de portar la bandera tricolor en el acto inaugural de los Juegos Olímpicos, durante una despedida que le hicieron al seleccionado de boxeo el pasado martes.

“Esa fue una noticia que no esperaba. Cuando dijeron que el abanderado era Rodrigo Marte, se me aguaron hasta los ojos. Me puse súper contento. No lo pude creer, porque hay atletas con mejores resultados y yo en tan poco tiempo en el deporte fuera el elegido.
Tengo una misión de no hacerlos quedar mal. Vamos a hacer un buen espectáculo para traer esa medalla a nuestro país para que nuestro Himno Nacional suene en Tokio nuevamente”, señaló el pugilista de la categoría 52 kilogramos.

En la actualidad, el país tiene clasificados a 67 atletas, la delegación más grande que se ha registrado para unos Juegos Olímpicos desde su debut en 1964 en Tokio.

“He trabajado bastante por mi República Dominicana. Ese apoyo que he recibido me ha servido de fuerza para lograr importantes medallas”, expresó el nativo de Hato Mayor del Rey, quien, junto a los demás integrantes de la selección de boxeo, partió ayer para Rusia a una base de entrenamiento.

Marte será el cuarto pugilista en ser el abanderado en una cita olímpica. El primero fue Joan Guzmán, en Atlanta 1996; Pedro Julio Nolasco (Los Ángeles 1984) y Eleoncio Mercedes (Montreal 1976).

Ambos atletas fueron presentados durante un acto celebrado ayer en la sede del Comité Olímpico Dominicano (COD) y que estuvo encabezado por Antonio Acosta, presidente del organismo; Luis Mejía Oviedo, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI); Felipe Vicini, presidente de Creando Sueños Olímpicos (Creso) y Gerardo Suero Correa, jefe de misión de la delegación dominicana, entre otras personalidades.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.