Iglesia se desliga de los daños a la pista

El 10 de marzo se conocerá la próxima audiencia de demanda por daños a la pista de atletismo del Estadio Olímpico.
Pastor Ponciano dice que su centro religioso no es responsable de lo sucedido en la instalación, situación que está en la justicia

Representantes de la Iglesia Tabernáculo de Adoración salieron al frente a las acusaciones que se le imputan por daños a la pista de atletismo del Estadio Olímpico Félix Sánchez por parte del Ministerio de Deportes (Miderec) luego de una concentración realizada el 17 de agosto de 2019 y cuyo caso se ventila en la Segunda Sala Civil y Comercial del Distrito Nacional.

El apóstol de la iglesia Santiago Ponciano y el abogado Pablo Leonel Pérez Medrano, en conversación con elCaribe, rechazaron que la entidad sea la responsable de los daños que presentan varios carriles de la pista de atletismo.

“Es una demanda incorrecta”, dijo Ponciano, fundador y pastor principal del ministerio de la iglesia Tabernáculo de Adoración, ubicada en la avenida San Vicente de Paúl esquina Curazao (antigua discoteca Las Vegas), en Alma Rosa I. “La iglesia no tuvo una participación tan contundente como para dañar toda esa pista o chevrón. La iglesia no tuvo esa fuerza. No tuvo ese movimiento de camiones, no tuvo ese movimiento de gomas que circularan sobre ese chevrón, porque para dañar hay que tener todo un conjunto de equipos cargados de algo para trasladarlo hasta ese lugar y nosotros como iglesia no tenemos eso”, agregó.

Miderec entabló una demanda en incumplimiento de contrato de daños y perjuicios por un monto de 7,946,269.50 pesos al centro religioso, junto a Junior Santiago Ponciano, hijo del pastor y encargado de realizar la actividad en el Estadio Olímpico, junto a la aseguradora APS, SA. La próxima audiencia se realizará el 10 de marzo y se espera que se haga oficial el nombramiento de un perito del Colegio Dominicano de Ingenieros y Agrimensores (CODIA), solicitado por el juez para verificar la magnitud de los alegados daños causados por la actividad, un proceso que ha sido aplazado en varias ocasiones.

“Nosotros no dañamos ese chevrón. La pista no la dañó la iglesia Tabernáculo de Adoración. Ese evento que allí se realizó no corresponde con nuestro pequeño montaje ni con la flotilla de vehículos que se necesita para destruir eso y para hacer algo así se necesita mucha fuerza o mucho tiempo. Eso no se daña en dos días. Que busquen las personas que causaron ese problema”, expuso Ponciano.

Ubicación de la tarima

El abogado Pérez Medrano argumentó que la tarima levantada para la celebración no fue ubicada en la zona de la pista afectada (localizada en la parte que da acceso a la avenida John F. Kennedy). “El área donde se montó la tarima fue en el centro de la cancha (de fútbol). No en la pista como se quiere decir. Nos percatamos de no producir daños. ¿Ahora quieren partir la soga por el lado más débil? Tenemos evidencia de que la tarima no se encontraba en ese sitio”, sostuvo Pérez Medrano.

La semana pasada, elCaribe realizó un recorrido por la pista y se observaron hoyos en varios carriles, así como abultamientos en el chevrón. Además de los orificios, se pudo constatar que hay restos dispersos de este material sintético en áreas cercanas.

“Hay una flaqueza en el expediente. Hay una debilidad, que al final, el juez tendrá que verificarla porque las pruebas no son suficientes para que pueda haber una condena en contra de ninguno de los demandantes. Antes y después del evento nuestro, ya se habían realizado otras actividades de gran magnitud de público”, sostuvo el abogado.

Ante el deterioro que presenta la pista, una buena parte de la selección tiene la pista de Bayaguana como base de entrenamiento. “No hay ningún documento de inspección que se haya levantado como el que el Ministerio de Deportes diga le entregué la pista para este evento en tal condición y en tal condición debe devolverla”, dijo Pérez Medrano.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.