La disciplina fue la clave del éxito de Mercedes

Gabriel, recientemente elegido al Pabellón de la Fama, habla sobre su gran carrera en el taekwondo

El éxito de Gabriel Mercedes no tiene fórmulas mágicas. La disciplina y decisión para no ceder ante las tentaciones le permitieron tener la carrera dominante que será coronada con la inmortalidad deportiva el próximo 14 de noviembre.

El medallista de plata de los Juegos Olímpicos Beijing 2008 no dudó ante la pregunta sobre la clave de su éxito.

“Fue la disciplina. Yo creo en la disciplina, yo creo en el trabajo, yo creo que la competencia no se gana el día del evento. Se gana en cada entrenamiento que tú te levantas y si está lloviendo tú dices: me voy a trabajar”, aseguró el también campeón de los Juegos Panamericanos Río de Janeiro 2007 y Guadalajara 2011.
El nativo de Monte Plata ganó medalla de plata en los Panamericanos de Santo Domingo 2003.

La disciplina también estaba a prueba los fines de semana. “Yo iba a Monte Plata y mi mamá cocinaba algo riquísimo y (si era el caso) yo no me la comía porque el lunes había pesaje. La disciplina no radica cuando tu estas delante de la persona (entrenador), sino cuando sigues el plan de trabajo por cuenta propia. Para mí no había cumpleaños, ni nada”, recalcó.

Dentro de su amplia lista de conquistas internacionales posee medallas de bronce en los Mundiales de Taekwondo de Edmonton (Canadá) en 1999 y Geonju (Corea) en 2011.

Mercedes fue electo recientemente por el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano y será inmortalizado en el ceremonial número 55.

Y si la defensa del peso era férrea, el trabajo físico y táctico no era menos. “También me ayudó dar el extra. Si se acababa el entrenamiento y si yo me sentía que no había entrenado bien, me quedaba”, explicó.

Recordó que su dominio en el continente le obligaba mantener el nivel y hasta reinventarse. “Yo era uno de los más estudiados por las potencia como Brasil, Estados Unidos, México, Canadá y otras.
Me estudiaban mucho más porque yo vencía a sus mejores representantes”, agregó uno de los atletas más destacados en los últimos años.

¿Cómo fue descubierto?

El salto de Gaby, como también se le conoce, al equipo nacional tiene un origen raro y hasta está relacionado a una derrota.
Mercedes no estaba inscrito en los Juegos Nacionales Mao 97, a los cuales asistió como espectador, acompañando a otro atleta.

“Fui allá por canchanchanería y en la Región Este faltaba un cinturón negro y yo me ofrecí para pelear. Hice un gran combate aunque perdí, pero los entrenadores Osvaldo Gracia y Tony Mesa vieron talento en mí y me seleccionaron para la preselección nacional”, relató.

Resaltó el papel que jugó en su carrera el programa Creando Sueños Olímpicos, el cual le permitió graduarse en la carrera de contabilidad. También dio crédito a la Policía Nacional, institución a la que pertenece con el rango de coronel. “Yo siempre entendí que la medalla no es el metal que uno gana. Sino uno mismo. Esa visión me permitió ser el primer atleta de Creso”.

En la actualidad, Mercedes es conferencista internacional y sus seminarios sobre entrenamientos y otros aspectos competitivos tienen amplia demanda en España y otros países. Felipe Payano, ex ministro de Deportes, será el edecán de Mercedes en el ceremonial.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.