Activistas de Marcha Verde están nombrados en el Gobierno y otros siguen vigilantes

Marcha Verde nació para combatir la corrupción.

Hace más de cuatro años del auge del movimiento Marcha Verde que arrancó con fuerza en enero del 2016 reivindicando el fin de la impunidad y la corrupción en la administración pública.

¿Qué ha sucedido con el movimiento y sus principales promotores? Es evidente que el activismo está en pausa, mientras que algunos de los principales promotores del movimiento forman parte del gobierno del PRM y Luis Abinader, y otros siguen vigilantes.

Marcha Verde surgió con tanta fuerza y apoyo popular que hasta el propio gobierno del entonces presidente Danilo Medina respaldó las protestas en figuras de tanto peso en esa administración como el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo. Incluso el propio Medina proclamó en el discurso de rendición de cuentas del 2017, que estaba del lado de quienes reclamaban el fin de la corrupción y la impunidad.

Desde la oposición, que encabezaban en ese momento el ahora gobernante Partido Revolucionario Moderno (PRM) le dieron apoyo oficial a las manifestaciones, al punto que el hoy presidente Abinader y su esposa, Raquel Arbaje, asistieron a varias manifestaciones organizadas por Marcha Verde. En el 2016, el movimiento logró varias manifestaciones multitudinarias, pero luego su impacto empezó a mermar hasta que cuatro años más tarde tiene poca incidencia.

¿Llegó el fin de la corrupción y la impunidad que reclamaba Marcha Verde?

En su primer discurso de rendición de cuentas el 27 de febrero, el presidente Abinader proclamó el fin de la impunidad en el país y resaltó como uno de sus principales logros la independencia del Ministerio Público. “Hoy la justicia es justicia. Es independiente, autónoma. Y con este gobierno, no se volverá a someter a las presiones políticas de nadie. Óiganme bien, de nadie. Este es ya un país sin impunidad. Hoy los dominicanos saben, y este es un principio sagrado, que el que la hace, la paga. Nadie quedará impune si comete un delito, ni nadie interferirá en su resolución”, sentenció.

El dirigente político Jhonatan Liriano, quien fue uno de los principales activistas de ese movimiento, señaló que Marcha Verde, como cualquier manifestación de su naturaleza, se caracteriza por ser coyuntural y entiende que cumplió su papel en un momento determinado.

Consideró que en la medida en que el nuevo gobierno nombró un Ministerio Público independiente y que la ciudadanía observa que hay acciones encaminadas a que no se dejen impunes actos de corrupción de alto nivel de alguna manera se satisface la demanda de la ciudadanía. Sin embargo, sostuvo que siempre existe la posibilidad de que el movimiento resurja con nuevos y viejos actores si las acciones que se toman desde el sistema de justicia no satisfacen la demanda ciudadana.

Liriano, igual que otros dirigentes de ese movimiento apoyó al PRM en las pasadas elecciones y ahora es funcionario de la alcaldía de Santo Domingo Este, que ganó esa organización.
Además fue candidato a diputado por Frente Amplio, aliado del partido de gobierno. Otros rostros conocidos de ese movimiento también están en la administración de Luís Abinader como el periodista Juan Bolívar Díaz, embajador en España; el sociólogo Rafael Toribio, presidente del Consejo Económico y Social (CES).

También comunicadores que se identificaron con el movimiento ahora ocupan cargos en el Estado, como es el caso de Milagros Germán, vocero de la Presidencia. También el director ejecutivo de Participación Ciudadana, Carlos Pimentel, director de Compras y Contrataciones, y Chami Isa, integrante del consejo directivo de la entidad, ahora es miembro titular de la Junta Central Electoral (JCE), mientras que Mario Fernández, del movimiento Santiago Somos Todo, que tuvo un militante apoyo a la Marcha Verde, figura en una de las ternas para presidente de la Cámara de Cuentas.

Otras figuras conocidas del movimiento se mantienen vigilantes como es el caso de la periodista Altagracia Salazar, que aunque apoyó al PRM y Luis Abinader en las pasadas elecciones no ocupa cargos en el gobierno y no ha variado su discurso anticorrupción e impunidad. De hecho, al inicio del gobierno advirtió que si no se sometían posibles corruptos antes de enero del 2021 volverían a marchar. Igualmente, el periodista Marino Zapete, que mantiene su línea crítica y no tiene cargos en el gobierno a pesar de que el presidente Abinader lo visitó durante la transición.

También siguen con la misma línea discursiva la activista María Teresa Cabrera, Manuel Robles y otros integrantes del movimiento social que forman parte de un proyecto político denominado Bien Común y que también apoyó al PRM en las pasadas elecciones.

Hay quejas por lentitud de sometimientos

A pesar de la proclama del presidente Abinader hay quienes se quejan de la lentitud del Ministerio Público en el sometimiento a la justicia de señalados por supuestamente cometer actos de corrupción. El único caso que ha sido sometido a la justicia es el conocido “Antipulpo” que involucra 11 personas, incluidos dos hermanos del expresidente Danilo Medina. Hay ciertos sectores de la sociedad que critican la lentitud del Ministerio Público para someter expedientes a pesar de la gran cantidad de exfuncionarios que han sido interrogados y las denuncias de supuesta malversación de fondos en el gobierno pasado.

Recientemente el titular de la Procuraduría Especializada de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, declaró que a todos los involucrados en los cientos de casos que son investigados “les llegará su hora. “Las sagradas escrituras dicen que hay un tiempo para todo debajo del sol… Esperen la actuación del Ministerio Público y júzguennos por nuestros hechos”, declaró al ser cuestionado por la supuesta lentitud en someter a la justicia a posibles corruptos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.