PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

La situación carcelaria en el país es crítica y hace falta la voluntad de las autoridades para acabar con el hacinamiento y la sobrepoblación que afectan estos centros, afirmó ayer el director de la Oficina Nacional de Defensa Pública, Rodolfo Valentín.

Al dar a conocer el informe “Condiciones de Detención y Prisión 2021”, Valentín explicó que la República Dominicana tiene uno de los índices más altos hacinamiento y que en las cárceles tradicionales se tratan a los internos de forma degradante y en muchas ocasiones, sufren de violencia física y psicológica.

“Los internos condenados o no, o enfermos, nacionales y extranjeros, reciben de muchas autoridades, que debe ser sus principales protectoras y colaboradoras, tratos degradantes, crueles e inhumanos, padecen violencia física y psicológica, convirtiendo en víctimas a los que ingresan a las cárceles como victimarios”, manifestó.

Valentín afirmó que es necesario que el Estado tenga la voluntad de encarar esta aguda situación para producir los cambios necesarios. “A pesar de que he mencionado el Estado, es tarea de todos y de todas”, agregó.

El pasado año 2021, en el país había 27,315 personas privadas de libertad. La mayoría se encuentran recluidos en las 19 cárceles del modelo tradicional, pese a que hay 27 centros reformados, donde hay mejores condiciones carcelarias.

Haciendo énfasis en las prisiones del “viejo modelo”, Valentín indicó que el 40 % de los privados de libertad que se encuentran en estos centros penitenciarios duermen en el suelo debido al hacinamiento que allí impera.

Sobre cárcel La Victoria

Puso como ejemplo la Penitenciaría Nacional de La Victoria, un recinto del modelo tradicional que fue construida para alojar a 2,103 personas y al momento del levantamiento albergaba a 7,625 internos.

Cuestionó que aún las autoridades no terminan de construir la nueva cárcel que albergaría a los reclusos de este centro, situación que atribuyó a intereses económicos “poderosos”.
“Porque La Victoria genera más de 100 millones de pesos mensuales, entonces hay unos intereses tan poderosos”, expuso.

Valentín precisó que el problema de la sobrepoblación también se encontró otras cárceles como las de Baní, Azua, San Juan de la Maguana y Barahona. Otra situación que se evidenció fue que en los recintos de Salcedo, Nagua y Samaná no hay separación entre hombres y mujeres lo que conlleva a una vulneración al derecho a la intimidad y al honor.

Otra problemática lo es las infraestructuras deficientes de las cárceles, atención médica negligente como también una alimentación inadecuada.

El funcionario indicó que el informe también refleja que en los centros privativos de libertad hay una gran cantidad de personas con problemas de salud física y mental y diversas carencias que imposibilitan garantizar la reinserción social a los detenidos.

Dan recomendaciones para mejorar situación

El informe realizó varias recomendaciones a las autoridades, entre ellas canalizar la construcción de nuevas estructuras en los lugares donde existe hacinamiento, dotar de personal médico suficiente en los recientes donde no los hay, que se incluya personal psiquiátrico, odontológico, y ginecólogo en el caso de las mujeres. Además, aumentar la calidad y cantidad de los alimentos en los centros penitenciarios, tomando en cuenta los que requieren una dieta especial, como también adecuar de manera urgente los baños de varias cárceles.

Posted in Destacado, PaísEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Rosmerys De León