Agripino Núñez Collado: “Este país es chiquito, pero complicado”

Monseñor Agripino Núñez Collado dijo que el papa Francisco siempre tiene a los más pobres en el centro de su mensaje.
Consideró que es importante mantener el escenario del diálogo y tiene fe de que surja una figura de mediación

Monseñor Agripino Núñez Collado ganó notoriedad, respeto y reconocimiento en el país por su labor de mediación y su iniciativa de crear un espacio denominado diálogo nacional para dirimir situaciones conflictivas de la nación. Ante su retiro de esa labor se mostró esperanzado de que surja alguna figura con esa vocación que lo sustituya porque entiende que es bueno para el país.

“Lo más importantes es que se conserve ese instrumento del diálogo, el Presidente lo está manteniendo hasta cierto punto y es bueno que se fortalezca, le voy a sugerir que debe tener a alguien porque este país es chiquito, pero complicado”, advirtió. “Vamos a ver porque en los países siempre aparece algún gallo tapado, o gallina”, comentó sobre relevo en la mediación.

Núñez Collado reconoció que la Iglesia católica perdió mucho liderazgo con la salida del escenario del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez. “El cardenal me decía, yo te admiro porque yo no tengo la paciencia tuya, eso me lo repitió muchas veces, que no tenía la paciencia para escuchar tantas sandeces. La Iglesia perdió mucho liderazgo con él”, comentó.

Sobre su labor de mediación, dijo que fue satisfactoria y que los puntos de la agenda siempre se lograron. “Los asuntos que había en las agendas se lograron, el entendimiento cuando había situaciones conflictivas, buscar consensos mínimos, incluso la puesta en marcha de la Ley de Seguridad Social, eso dio mucho trabajo, para lograr una comisión del gobierno y se logró”, expresó. Núñez Collado participó en la Entrevista Especial de elCaribe y CDN donde habló del segundo tomo de su libro: “Ahora que lo puedo Contar”.

Carpintería para solucionar crisis

Son muchas las anécdotas que Núñez Collado cuenta sobre la larga experiencia de 36 años como mediador en los principales conflictos del país. De todos los temas que llevó, comentó que hay uno del que se ha dicho poco, pero que fue de gran importancia. Contó que en la crisis económica del final de los años ochenta y principio de los noventa, en el país existía la sensación de que no había gobierno.

“Hay uno que no se menciona mucho, en el segundo decenio de los ochenta y la primera parte de los 90 también hubo un momento que había escasez, había filas para las gasolinas también; le dije al presidente (Joaquín Balaguer para entonces): ‘Las percepciones a veces son peores que la realidad y la gente percibe que no hay gobierno’. Él tuvo la humildad de decirme que ‘cuando un presidente habla tiene que ofrecer cosas y yo tengo las manos vacías’”, contó.

Reveló que el entonces presidente Joaquín Balaguer le ordenó que convocara a los sectores para tratar de buscar una salida y que el grupo no fuera superior a diez personas, empresarios sobre todo. Comentó que hizo la convocatoria entre los que figuró Luis Manuel Bonetti.

“Empecé a hacer reuniones. Empecé a hacer los contactos esa misma tarde e invité como a 20 empresarios y todos acudieron.
Tuvimos esa reunión, hubo ideas, hicimos contactos con las embajadas, se le consiguió un pool de bancos y los mismos bancos le prestaron US$20 millones, porque los barcos cuando venían con el combustible se devolvían porque no les pagaban, y querían dinero en efectivo”, comentó.

Entre las soluciones que surgieron citó que el gobierno de Taiwán prestó 20 millones de dólares al gobierno. “Y eso no se dijo, y con eso pudo empezar a superar la crisis”, reveló.

Entre los logros de esa gestión citó que el mercado cambiario bajó de 14 pesos por un dólar a doce. “El peso dominicano estaba a catorce por uno y se hizo un acuerdo para bajarlo a 12, lo bajaron; eso era catorce en teoría y tú ibas a comprar los dólares y estaba por las nubes. En la mañana siguiente había filas en el Banco Central de la gente cambiando dólares por pesos”, recordó.

Las cartas pastorales

El representante de la Iglesia católica reveló que para mediado de los años ochenta le surgió la idea de que las cartas pastorales que emite la Iglesia podían tener más utilidad que lograr espacios en los periódicos, comentarios en los programas y editoriales. De ahí dice que le surgió la idea de convocar al diálogo nacional para consensuar temas de la nación.

“Estoy hablando del 1985... había una situación muy difícil; había divisiones, el país estaba como sin rumbo, el desbordamiento de masas en la calle, no se sabe cuántas personas murieron, entonces la Iglesia escribió una pastoral (carta) muy bonita y ocurre que salen, los periódicos la editorializan..., los programas radiales, pero eso no pasa de ahí; entendí que ese era el momento de pasar y empecé a hacer contactos con los empresarios y grupos sindicales, en ese momento había seis centrales sindicales, entonces hubo un diálogo con todos los sectores”, rememoró.

Dijo que para dialogar no hay que tener miedo a una ideología. “Hicimos un retiro, la iniciativa fue una especie de retiro para reflexionar sobre los problemas del país y ahí surgió ese espacio del diálogo nacional.

“El papa Francisco no se olvida de los pobres”

Monseñor Agripino Núñez Collado valoró que el papa Francisco tiene una agenda especial para los más pobres y que por eso están presentes en casi todos sus mensajes. “Este papa fue electo y un cardenal brasileño le dijo: ‘Francisco, no te olvides de los pobres’, y él ha tenido eso muy en cuenta, es raro un mensaje de él en que no estén presentes los pobres, los migrantes, los desamparados”, expresó. Comentó que recientemente, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, estuvo con el máximo representante de la Iglesia católica y que el tema estuvo presente en ese encuentro, según los reportes de prensa. “La pobreza, la migración y el problema que a todos también nos preocupa que es el calentamiento de nuestro planeta”, dijo.
Recientemente, el papa Francisco hizo un llamado para que las personas no busquen la felicidad en la riqueza, el éxito ni en la fama porque en eso no está la plenitud del ser humano.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.