PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Su creadora Julia Tavárez se convirtió en empresaria por la necesidad de ser mejor madre; el proyecto crece cada día

La búsqueda sin éxito de productos para el cuidado del cabello de su hija de nueve años, quien poseía una melena rizada y reseca, llevaron a la emprendedora Julia Tavárez, a crear Aia Water Mousse, una línea capilar exclusiva para infantes.

“Yo como madre no quiero poner en el cabello de mi niña un producto para adultas, pues puede generar irritación, alteración del cuero cabelludo o alergias por los ingredientes”, le dice a elCaribe

La también periodista y abogada inició un estudio de mercado con el fin de corroborar la rentabilidad de los productos capilares para niñas y su demanda.

Tras realizar el sondeo, descubrió que su iniciativa tiene un alto porcentaje de beneficio y que muchas madres tienen el deseo de encontrar preparaciones con ingredientes naturales y sin químicos para el cuidado especial de sus pequeños.

“Con este estudio de mercado confirmé que no era la única madre preocupada por la salud capilar de los niños y que existía una necesidad muy marcada. Esta necesidad se convirtió en una gran oportunidad para mí”, rememora.

De acuerdo con la abogada, la elaboración de su proyecto Aia Water Mousse nació del amor por sus hijos y de las ganas que tiene de protegerlos.

Aia Water Mousse es una línea que tiene cuatro productos principales, un shampoo, acondicionador, mascarilla y “leave in”, los cuales están preparados con ingredientes naturales como coco, avena, papaya, aloe, almendra y manzanilla.

Tavárez asegura que su proyecto cumple con las más estrictas normas de producción y calidad, aportando al cabello hidratación, brillo, suavidad, y un fácil desenredo. “Mis productos aportan suavidad al cabello, no lágrimas, hebras 100% manejables y delicioso aroma”, expresa.

Certificaciones de calidad

La empresaria asegura que sus elaboraciones son hechas por manos expertas de la industria capilar dominicana, con una exigente selección de ingredientes y equipos de última generación.

Aia Water Mousse, con más de dos años en el mercado, es producida en un laboratorio con 30 años de experiencia, que cuenta con certificaciones nacionales e internacionales para garantizar la calidad de los productos y la tranquilidad de los padres que lo utilizan. “Aia Water Mousse es hecho para todo tipo de cabello de niños, libre de sulfatos, parabenos, sal y colorantes y le aporta a la hebra nutrientes necesarios en su edad”, puntualiza.

A la emprendedora Julia Tavárez se le puede contactar a través de las redes sociales en @aiawatermousse o en el teléfono 829-641-3943.

Julia define su negocio como el aliado perfecto para las madres que quieren cuidar el cabello de sus hijos.

Indica que Aia Water Mousse se deriva de la combinación de los nombres de sus hijos, Amelia y Alan. “Lo que identifica la marca es una combinación con letras de los nombres de mis hijos, Amelia y Alan, unidas a los elementos esenciales para lavar el cabello de los niños como es el agua y la espuma”, explica con orgullo.

Los productos capilares de Julia Tavárez son especialmente para niños entre cuatro y 12 años.

La joven emprendedora informa que próximamente sus productos estarán en tiendas de artículos para niños , supermercados, farmacias, y en salones de belleza. “Contamos con una cartera de clientes en el territorio nacional y nuestras aspiraciones es llegar a exportar a Estados Unidos, pues tenemos las condiciones para hacerlo”, expresa.

Tavárez recuerda su infancia como una época hermosa llena de amor y unión familiar. De su madre aprendió a ser creyente y a cultivar la fe, así como también el amor incondicional que se desarrolla por los hijos. Y de su padre asumió la entrega, el servicio comunitario, el liderazgo, la lealtad y el peso de las palabras como un compromiso. “Todo lo que me enseñaron mis padres se conjuga para hacer de mí lo que soy: una mujer con dos profesiones y con un emprendimiento hecho con mucha dedicación para ayudar a otras mujeres madres en la salud capilar de sus hijas e hijos”, manifiesta con emoción.

La emprendedora dice que sus familiares han sido el soporte de su vida, quienes la han apoyado en la formulación y el desarrollo del proyecto.

“Aia Water Mousse ha sido inspirada en mis hijos. Estos son motivación diaria, y por eso hoy ofrezco a otras madres un producto de alta calidad porque yo también los uso en casa y me funcionan con excelente resultados”, puntualiza.

Además de crear productos para los infantes, Julia Tavárez trabaja como relacionista pública y gestora de comunicación estratégica institucional desde hace 13 años.

Ha valido la pena

Al ser cuestionada sobre la rentabilidad de sus ingresos, asegura que desde que inició con Aia Water Mousse su economía ha cambiado. “Nuestras estadísticas van marcando buenos índices. Lo que inició en el año 2020 como una necesidad, ha pasado por un proceso de verificación y validación. Hoy es una empresa para ayudar a otras madres con la salud capilar de sus niños”, dice. Cuenta que, tras un año de investigación y experimentación en laboratorios, ya Aia Water Mousse está en el mercado con cuatro productos de alta calidad y seguridad. Julia quiere ayudar a otras mujeres que también desean crecer económicamente mediante la venta de Aia Water Mousse, y para eso está creando planes para la compra al por mayor.

Julia Tavárez es una emprendedora que ha sabido identificar espacios para crecer.

Recomendaciones

Tavárez dice a los futuros emprendedores que cuando se desea desarrollar una iniciativa comercial, se debe investigar, leer mucho, validar y planificar para despejar las dudas sobre el proyecto. “Deben de hacer un autocompromiso de crecer de manera responsable e íntegra, apegado al cumplimiento de las normas. Hay que tener claro el norte a seguir, ajustado siempre a valores que le den vida a esa idea de negocios”, insta. Recomendó buscar asesoría en personas que tengan conocimientos en el ámbito comercial que se desea emprender, para logra conocer la experiencia a través del recorrido de los demás.