Carros chatarras aún siguen en las vías; suponen riesgos

En el transporte colectivo se puede visualizar una alta presencia de vehículos en malas condiciones.
Autoridades de tránsito no tienen un plan puntual para sacar de las vías vehículos en mal estado

Son hojalatas rodantes en franco deterioro que transitan por las diferentes calles del territorio nacional sin tener las condiciones apropiadas para una circulación segura.

Desde fuera, se observa que recorren las vías con luces dañadas, cristales rotos y con una carrocería y chasis oxidados, que deja en el olvido el vehículo que fue originalmente un día.

Estos carros, camionetas, autobuses y motocicletas en mal estado, son utilizados al tiempo que multiplican los atascos en las calles y avenidas del país, y que añaden emisiones de gases tóxicos para la salud y el medio ambiente.

A través de los años, han sido escasas las iniciativas que se han implementado para retirar carros con esas condiciones que durante meses y hasta años han permanecido inoperantes en alguna esquina.

No obstante, hasta la fecha las autoridades de tránsito no han ejecutado un plan preciso para sacar de las vías esos vehículos de uso colectivo y privado, que ponen en riesgo la vida del conductor, acompañante y pasajeros, así como de otros a su alrededor.

En varias ocasiones reporteros de elCaribe abordaron a Rafael Arias, director ejecutivo del Instituto de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), para conocer los planes de la actual gestión hacia esta problemática. Sin embargo, este se rehusó a hablar sobre este tema.

Riesgos ambientales, de salud y taponamientos

En una entrevista con elCaribe, el ambientalista Luis Carvajal, expresó que mantener este tipo de vehículos en circulación supone riesgos ambientales, de salud y de taponamientos.

Carvajal explicó que entre los mayores peligros está el incremento de la contaminación del aire, por la presencia de hidrocarburos no quemados completamente, así como por gases tóxicos derivados de monóxido de azufre y carbono.

A esto sumó, el aumento del ruido urbano, al decir que los carros viejos suelen hacer más ruido y producen mayores vibraciones. Lo que resulta molesto.

Citó la contaminación visual que genera todo el humo que emana de esos vehículos por los aceites quemados.

Al hablar sobre el tránsito, subrayó que los vehículos viejos suelen presentar fallas mecánicas, así como averías, lo que provoca taponamientos.

“Las huellas ecológicas, como se le llama al impacto de un vehículo en el ambiente, en uno viejo es entre 30 y 50 veces superior a la de los vehículos nuevos”, dijo Carvajal.

También, subrayó la vulnerabilidad en los accidentes y sus consecuencias catastróficas.

Asocian deterioro de parque vehicular con la violencia social
El especialista contó que estudios realizados en países como Colombia, México y Guatemala, arrojaron datos sobre la asociación de un parque vehicular en deterioro con la violencia social.

Comentó que conforme a esas investigaciones, un vehículo en desperfecto termina siendo una fuente de agresividad, al generar mayor situación de estrés tanto al chofer como para los pasajeros, lo que eleva los niveles de violencia social.

“El humo y las chatarreras en las calles mantienen altos los niveles de tensión”, enfatizó.

Se desconoce si en el país se haya realizado alguna investigación referente a este aspecto.

Gomas viejas aumentan contaminantes

Carvajal adelantó que el uso de gomas viejas aumenta los contaminantes del rodaje, debido a que liberan con ellos una serie de metales pesados y componentes altamente tóxicos.

“La cantidad de componentes orgánicos volátiles que liberan vehículos viejos es muy superior a los nuevos”, argumentó.

El 42.7 % de los vehículos en RD son del año 2000
Los vehículos registrados en el país del año 2000 o antes corresponden al 42.7 % del parque vehicular, según el último boletín del parque vehicular que emitió la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

Está composición refleja la elevada antigüedad del sistema de transporte automovilístico del país.

El informe detalla que los vehículos con año de fabricación de más de 5 años representan el 89.9 %. En cambio, la cantidad de vehículos correspondientes a menos de 5 años de antigüedad o fabricación, en un rango de 2017-2021, representa el 10.1 %.

Los expertos coinciden que mientras más desgastado está el automóvil, menor eficiencia tendrá en cuanto al consumo de combustible.

En el transporte colectivo se puede visualizar una alta presencia de vehículos en malas condiciones.

Piden evitar venta de aceites contaminantes

El ambientalista Luis Carvajal propuso que las autoridades de tránsito retomen las revisiones periódicas de vehículos y que se realicen de forma estricta. Además, sugirió evitar la comercialización de aceites y fluidos con altos contaminantes. “El país tiene que retomar las revisiones periódicas de vehículos de tal manera que las revisiones se hagan estrictamente para que los vehículos tengan sus catalizadores, filtros adecuados, muffler y todos los sistemas de escapes”, agregó Carvajal. Indicó que en vista del parque vehicular del país, se debe tener un sistema de recolección de chatarras, para que pueda ser reciclada correctamente, pero por la industria metalúrgica, ya que por su especialidad, puede disponer de una forma adecuada.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.