Construcción: un pilar de la economía afectado por el alza de precios

Compartir
La actividad construcción registró un desplome histórico en su tasa de crecimiento a raíz de la pandemia Covid-19. Jhony Rotestán
Los principales materiales de construcción experimentaron aumento de 10 a 30 por ciento. Piden al Gobierno intervenir

Tras ser golpeado por los efectos de la pandemia Covid-19, que provocaron un derrumbe en su crecimiento como actividad económica, el gigante sector de la construcción intenta levantarse, pero ahora enfrenta otros factores que podrían retrasar su despegue, como es el alto costo de sus principales materiales.

El renglón construcción que por años se mantuvo como líder del dinamismo económico presenta una caída histórica en su tasa de crecimiento, asociada a la paralización de los proyectos en ejecución desde el 19 de marzo hasta finales de mayo, como parte de las medidas de confinamiento y cierre de las actividades comerciales.

Para tener una idea, la tasa de crecimiento de dicho sector en los primeros seis meses del 2019 se situaba en un 8.9 %, la más alta entre todos los renglones, pero al analizar este indicador de enero a junio de 2020 se observa una variación negativa de -19.5 %. En el periodo enero-agosto del presente año, el crecimiento se situaba en -16.4 %, según datos ofrecidos por el Banco Central de la República Dominicana.

Pese a que dicha entidad considera que la “construcción será determinante para la consolidación de la recuperación del crecimiento de la economía dominicana, dado su efecto multiplicador”, el sector ahora debe lidiar con el alza de sus principales insumos que oscila desde un 10 % a un 30 %.

El primer vicepresidente de la Asociación de Constructores y Promotores de Viviendas (Acoprovi), Jorge Montalvo, habla, en términos generales, de un alza promedio en este tipo de materiales de cerca de 19 %, lo que, según dijo, se traduce en un aumento en el costo de construcción de viviendas de hasta un 12 %. Precisó que solo el hormigón industrial subió más de un 20 %.

De acuerdo con datos suministrados por el presidente de la Asociación Dominicana de Ferreteros (Asodefe), Arturo Espinal, los precios del cemento y varillas aumentaron más de 10 %, mientras los materiales utilizados en labores de electricidad y plomería, entiéndase cables, tubos y accesorios para baños subieron hasta un 30 %. Antes de la pandemia una funda de cemento costaba entre RD$335 a RD$340. Ahora oscila entre RD$370 a RD$380, para un aumento de RD$35 y RD$40, lo que es igual a un alza de alrededor de 10 %.

Al inicio del 2020 el quintal de varilla costaba entre RD$2,100 a RD$2,200. En la actualidad se encuentra en RD$2,500 a RD$2,600, para un aumento de RD$400, lo que representa un alza de hasta un 15 %. Todavía en enero, el block industrial de seis costaba entre RD$28 y RD$30, hoy su precio ronda los RD$40, experimentando un aumento de entre RD$12 y RD$10 la unidad, subiendo un 25 %.

En el caso de la pintura, el aumento es de entre 10 % a 15%. A esto se suma que muchos de los fabricantes quitaron sus ofertas y descuentos, además redujeron el tiempo de pago, según explica Espinal.

Asimismo, dijo que en los meses de paralización, el sector tuvo pérdida en materiales perecederos, como cemento, solventes, morteros para cerámica, entre otros.

Afirman alza no se justifica

Tanto Espinal como Montalvo dicen no entender por qué los precios de los insumos de construcción aún se mantienen altos, situación que en un principio se atribuyó a la tasa del dólar.

“Aunque la prima del dólar ha ido descendiendo, los precios se han quedado arriba”, destacó el representante de los ferreteros.

En tanto, el vicepresidente de Acoprovi consideró que el encarecimiento de los materiales de construcción “es sumamente negativo. En su momento se nos explicó que tenía que ver con el alza en la tasa de cambio, pero ya la tasa tiene unos meses estable y la depreciación que hubo no pasó de un 9 %, por lo tanto tener aumento de cerca del 30 % no guarda ninguna relación”.

Afirmó que la mayoría de los desarrolladores de proyectos hacen un esfuerzo para asumir los aumentos en los precios y no transferirlos al comprador.

“Queremos mantener nuestros precios, pero es muy difícil cuando son alzas tan elevadas. No le encontramos explicación a estas alzas desproporcionadas”, sostuvo. A diferencia de Espinal, Montalvo considera que no se puede hablar de escasez en los materiales utilizados en la construcción. “Lo que ha habido es un aumento de precios que encarece el costo de construcción de las viviendas”, indicó.

Al respecto, el presidente de la Asociación de Ferreteros afirmó “hay escasez de materiales como agregados de construcción, que está siendo mitigada, pero de forma gota a gota”.

“Cómo tú pudieras desarrollar un sector tan importante como el de la construcción, sino tienes los materiales. Cada dominicano aspira a tener un techo. Nuestros país está en la línea de los huracanes y debe tener construcciones sólidas que resistan a este tipo de fenómenos”, agregó.

En parte, Espinal atribuye el alza de los materiales de agregados como la arena, la grava y los productos derivados como el bock a las restricciones impuestas en los últimos meses por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, postura que considera correcta, pero entiende que la actividad de extracción y manejo de minas se puede realizar de forma sostenible con criterio profesional.

“Desde que se instalaron las nuevas autoridades de Medio Ambiente han tenido mucho controles en las extracciones en minas de materiales y en otros lugares donde se conseguía la arena y la grava. Eso ha hecho que se haya disparado los agregados y los bloques”, sostuvo.

Otras preocupaciones del sector

Desde la óptica del representante de la asociación de ferreteros, que aglutina unos 3 mil socios, hay una serie de factores que están agobiando al sector ferretero detallista. “Esperamos en Dios que las nuevas autoridades estén tomado medidas para que haya confianza de nuevo en los actores económicos y podamos recuperarnos de esta situación”, destacó.

Espinal pronostica que el 2020 cerrará con indicadores negativos en la construcción.

“El sector construcción es dinámico, pero si otros sectores están diezmado por la pandemia nos afectan directamente, porque las ventas de unidades de apartamentos tienden a caer, porque cuántos empleados hay que puedan calificar para adquirir un inmueble; producto de la pandemia, muchos están suspendidos o perdieron el empleo”, dijo.

De su lado el vicepresidente de Acoprovi manifestó preocupación por la lentitud, que asegura, hay en los procesos de inscripción de hipotecas de los nuevos proyectos para financiamiento a largo plazo, por parte de la Dirección General de Impuestos Internos y la Jurisdicción Inmobiliaria.

“Esto hace que cuando los proyectos están listos para entrega, el proceso de la firma de los financiamientos, desembolsos y pagos finales se esté haciendo sumamente lento. Si esos procesos se agilizan, para nosotros en más fácil el desmonte de nuestros préstamos internos y poder embarcarnos en nuevos proyectos con esos recursos”, explicó.

Se mostró esperanzado en que las autoridades puedan tomar medidas en las facilidades de financiamiento, tanto para el lado de la demanda (comprador) como para la oferta (desarrollador).

Las ventas locales de insumos bajaron

“En el período enero-junio de 2020, el volumen de ventas locales de los principales insumos del sector evidenció contracciones en sus niveles de ventas en el orden de (-24.3%) pintura, (-20.3%) cemento y (-12.3%) estructuras metálicas. Igualmente, el volumen importado de cemento asfáltico presentó una contracción de 47.4% y las ventas del resto de materiales utilizados en la construcción disminuyeron en 13.6 por ciento”, destaca el Informe de la Economía Dominicana enero-junio 2020. Por otro lado, el documento también explica que los recursos canalizados a la actividad construcción a través del sistema financiero, tanto para la adquisición de viviendas como para la consecución de obras, aumentaron en RD$34,704.4 millones al cierre de junio de 2020, lo que ha repercutido en el desempeño del sector. Entre las actividades económicas afectadas por la crisis sanitaria está la construcción. En agosto de 2020 su tasa estaba en -7.6 %.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d4
Compartir