Demanda de mano de obra haitiana crecerá

Los inmigrantes haitianos son mayoría en la construcción y el sector agropecuario.

Durante el período 2019-2024, la economía dominicana generará cada año un promedio de 7,564 nuevos empleos que serán ocupados por trabajadores inmigrantes nacidos en Haití.

De estos, 3,525 laborarán en actividades agropecuarias, lo que elevará a 127,030 la cantidad de inmigrantes haitianos integrados al sector agropecuario nacional.

En la construcción, la otra área productiva que los inmigrantes haitianos ponen en su mira cuando toman la decisión de trabajar en República Dominicana, el número de inmigrantes alcanzará los 111,238 trabajadores para el año 2023.

El pronóstico está contenido en el estudio “Estimación de la Demanda de Trabajadores Extranjeros en los Sectores Construcción y Agropecuario en República Dominicana”, que elaboró el Instituto Nacional de Migración en colaboración con la Organización Internacional de las Migraciones y la Organización Internacional del Trabajo.

Cifras

Para la investigación se utilizaron informaciones del Sistema de Cuentas Nacionales, la Encuesta Nacional de Inmigrantes 2017 (ENI-2017), la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo, la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo Continua y datos de la Reserva Federal de los Estados Unidos de América.

Durante el período 2019-2024, los empleos ocupados por trabajadores haitianos en todos los sectores de la vida nacional pasarán de ser 331,148 a 363,130, proyecta el estudio.

Los autores de la investigación, Antonio Ciriaco Cruz y Carlos Gratereaux Hernández, destacan que la mano de obra de origen haitiano juega un papel de suma importancia en el mercado de trabajo de mano de obra de origen extranjero en República Dominicana.

Y precisan que cuatro sectores económicos absorben la mayor cantidad de inmigrantes: agricultura, construcción, comercio y otros servicios.

Recuerdan que 9 de cada 10 ocupados de origen extranjero provienen de Haití, uno de los datos más relevantes que arrojó la ENI-2017 y precisan que “para el sector construcción, los ciudadanos de Haití representan el mayor porcentaje (28.82 %) de trabajadores migrantes en la República Dominicana”.

La demanda de mano de obra para el sector construcción nacida en Haití esperada para este año es de 106,396; para 2022 es de 108, 790 y en 2023 será de 111,238, afirma Ciriaco Cruz.

Al describir a la población ocupada en la construcción, indica que la mayoría es de origen haitiano y de sexo masculino, con un nivel educativo básico y secundario que en su mayoría sabe leer y escribir.

Una parte importante de estos trabajadores migrantes cuenta con documentos, como cédula y acta de nacimiento, requisitos necesarios para el acceso a un empleo formal.

Reclamo de OIM

El jefe de misión de la Organización Internacional para las Migraciones en República Dominicana, Josué Gastelbondo Amaya, planteó en la presentación del estudio, que existe una barrera de acceso a la seguridad social por el tipo de contratos que se da en los sectores construcción y agrícola.

“Los pagos están vinculados directamente al resultado del trabajo o servicio realizado. Son muy pocos los trabajadores de estos sectores que reciben un salario mensual o cuentan con contratos escritos o pagos bancarizados”, recalcó Gastelbondo Amaya.

El representante del organismo internacional sostuvo que este tema se ha convertido en una barrera por superar en el acceso al sistema de la seguridad social, que ha conllevado incluso a una disminución de trabajadores de la construcción registrados en la Tesorería de la Seguridad Social.

Proponen modificar el Código de Trabajo

Entre las recomendaciones del estudio figuran: fortalecer el Sistema Estadístico Nacional y continuar con el desarrollo del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, ya que algunos trabajadores inmigrantes irregulares no han sido incluidos en el plan.

Además, plantea como relevante evaluar la posibililidad de modificar el Código de Trabajo, cuyo contenido establece un máximo de 20 % de trabajadores inmigrantes para todos los sectores.

Asimismo, plantea el establecimiento de cuotas de visado con fines laborales como mecanismo de cumplimiento de lo que establece la Ley General de Migración y el propio desarrollo y bienestar de los migrantes.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.