Dice impacto del COVID-19 mejora calidad ambiental

El río Ozama está más limpio.

La disminución de las operaciones industriales y las actividades comerciales han generado una significativa mejoría en la calidad ambiental de la República Dominicana.
Así lo informó el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Ángel Estévez, luego de reunirse con un equipo técnico de la institución para evaluar los impactos del COVID-19 en la calidad del agua, suelo y aire, así como en la flora y la fauna.

Dijo que el agua de los ríos Ozama, Isabela, Haina, Camú, Yaqué del Norte, Sur y Yuna presenta una mejor calidad, que se determina tomando en cuenta los parámetros físicos (turbidez, color, olor y sólidos suspendidos) químicos (demanda biológica de oxígeno, demanda química de oxígeno, aceites y grasas y nitrógenos) y biológicos (coliformes fecales, estreptococos fecales, entre otros).

Se estima que la disminución del tráfico vehicular, aéreo y las operaciones industriales han resultado en una reducción considerable de los contaminantes atmosféricos y gases de efectos invernadero (GEI) que contribuyen al Cambio Climático.

Esta reducción de gases efecto invernaderos supone un impacto positivo para la República Dominicana en la mitigación del Cambio Climático. Para sustentar estas observaciones, Estévez instruyó a la realización de estudios de medición de la calidad de agua y aire para comparar con las informaciones estadísticas previas a la reducción de la actividad para evitar la propagación del COVID-19.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.