El covid-19 regresa relación RD-FMI a “socio y deudor”

La relación de socio y deudor del país con el FMI se interrumpió en 2016.

La crisis sanitaria provocada por la pandemia de covid-19 llevó a República Dominicana a restablecer en el 2020 su relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la doble condición de socio y deudor, la cual no compartía desde hacía cuatro años.

Al cierre del 2020, el país registraba US$687.6 millones de deuda con el organismo financiero multilateral, toda concertada durante el pasado año. La relación simultánea de socio y deudor de República Dominicana con el FMI se interrumpió, tras 33 años seguidos, el 22 de julio del 2016, cuando el país saldó un balance de US$37.8 millones mediante un pago realizado por el Banco Central. Fue el último pago del mayor financiamiento tomado por el país con el FMI, un crédito de US$1,700 millones que fue desembolsado parcialmente y que se utilizó una parte como apoyo presupuestario, a raíz de la crisis financiera mundial de los años 2008-2009. En octubre del 2009 el país firmó un acuerdo Stand-By cuya vigencia cesó en el primer trimestre del 2012, faltando por desembolsar el último tramo por el equivalente a US$500 millones. Hubo un desacuerdo entre el organismo financiero internacional y el Gobierno, por el tema del aumento de la tarifa eléctrica, que era una de las metas requisitos y que el Gobierno de entonces no quiso ejecutar.

Desde el 2012 hasta julio del 2016 el país estuvo pagando su deuda con el FMI. Con el pago de US$37.8 millones, República Dominicana limpió su compromiso y quedó libre, por primera vez en 33 años hasta entonces, de deuda con el FMI.

Ese balance limpio duró hasta el 29 de abril del año pasado cuando el Directorio Ejecutivo del FMI aprobó la solicitud de asistencia financiera de emergencia de República Dominicana bajo el instrumento de financiamiento rápido (RFI) por US$650 millones. Al 31 de diciembre pasado, el país figura con una deuda fondomonetarista de US$687.6 millones, que representaba el 2.2 % de la deuda pública y el tercer mayor renglón de deuda multilateral, sólo detrás de US$4,099.8 millones concertados con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para una ponderación de 13.4%, y de US$1,182.0 millones concertados con el Banco Mundial, que representaban el 3.8 % de la deuda pública del país al cierre del 2020.

El retorno de RD al endeudamiento con el FMI, que usualmente otorga financiamiento para problemas de balanza de pagos, aunque en el 2009 cooperó con crédito de apoyo presupuestario, se debió a que según la evaluación del organismo, la pandemia ha debilitado las perspectivas macroeconómicas de República Dominicana para 2020.

El paquete de medidas que implementó el país

Según un comunicado emitido en 2020 por el FMI, para absorber el shock macroeconómico, las autoridades dominicanas estaban implementando adecuadamente un paquete de medidas fiscales, macro prudenciales y de supervisión junto con la flexibilización monetaria para mantener la actividad económica durante la crisis. Destacó que el gobierno dominicano aumentó el gasto en atención médica para enfrentar la pandemia.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.