En el sistema judicial, “la virtualidad vino para quedarse”

Compartir
La magistrada Ysis Muñiz es jueza de la Segunda Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional.
La jueza Ysis Muñiz explicó que cuando se supere la pandemia se utilizará para resolver viejos problemas

La virtualidad en el sistema judicial dominicano llegó para quedarse. Este método de impartir justicia seguirá existiendo aun cuando se logre superar la situación por la que se implementó: la pandemia.

La tecnología ha ayudado a que en medio de la COVID-19 el sistema judicial no se detenga por lo que continuará vigente para entonces resolver cuestiones que anteriormente generaban aplazamientos y por lo tanto incrementaban la mora judicial.

“La virtualidad vino para quedarse, pero vino para quedarse no como una imposición, porque se ha querido vender la idea de que el Poder Judicial está imponiendo la virtualidad, no, el Poder Judicial ha dispuesto la virtualidad como una herramienta para poder contar con las actividades”, explicó la jueza Ysis Muñiz, de la Segunda Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, quien concedió una entrevista a este medio para explicar en qué consiste este sistema de trabajo, que ha sido cuestionado desde su inicio.

Muñiz indicó que antes de esta crisis, la virtualidad ya estaba concebida para ir implementándose paulatinamente en el sistema judicial, pero que dada la situación tuvo que adelantarse el plan, por lo que una vez superado todo este problema, se seguirá aplicando para ayudar a descongestionar los tribunales.

“Cuando se vaya la crisis pues va a quedar como una herramienta que podrá ser utilizada para salvar algunos obstáculos que anteriormente generaban aplazamientos, y puede incidir positivamente en el descongestionamiento de muchísimos casos. Por ejemplo, nosotros tenemos la dificultad del traslado de los presos, que obviamente, en el tema de la pandemia se ha agudizado, si no fuera por la virtualidad, entonces sencillamente estos casos hubiera sido imposible que se resolvieran”, agregó.

Aunque ha habido dificultades en su implementación, las mismas se han ido corrigiendo en el camino con el apoyo del personal técnico de este poder del Estado. “No estábamos preparados para esto, fuimos conminados a eso por la situación que estamos teniendo a nivel mundial”, dijo la magistrada.

Indicó que entre los problemas que se han presentado y que están solucionando están la deficiencia del personal de los tribunales, abogados y usuarios con el manejo de la plataforma que utilizan para poner en agenda y conocer los casos, debido a que es una herramienta nueva.

Para esto están impartiendo capacitaciones sobre el asunto. Ayer, se anunció la puesta en ejecución del programa “Yo Me Apunto a la Virtualidad”, con el cual formará a abogados que tengan dificultad para manejar las plataformas virtuales.

Sin embargo, aclaró la magistrada, se han visto resultados muy positivos respecto al servicio que brindan para que de alguna forma y otra las personas tengan acceso a la justicia en medio de esta crisis sanitaria.

Muñiz, quien además es vicepresidenta de la Asociación de Jueces y Juezas de la Republica Dominicana, detalló que hasta el momento, se han conocido de manera virtual alrededor de 10 mil audiencias, la mayoría en materia penal, seguido de la civil y luego la laboral.

Además, unos de 150 mil usuarios han hecho solicitudes a través de la plataforma web del Servicio Judicial y los jueces de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) han conocido y fallado más de 5 mil casos. “Entonces se está trabajando, reitero, con dificultades propias de lo que significa la implementación y cambios tan drásticos como estos”, expresó Muñiz.

Sobre las audiencias virtuales

Muñiz explicó que las audiencias virtuales, que se están aplicando desde marzo pasado cuando la COVID-19 ingresó al país, son facultativas de las partes del proceso, lo que significa que ellos tienen que manifestar su aceptación o su negativa de que el proceso se conozca a través de la virtualidad.

“Una vez las partes se hayan acogido a esta modalidad no pueden volver, respecto del mismo caso, a la presencialidad”, dijo. Y si en caso de que una de las partes manifiesta su negatividad a la virtualidad, entonces, no es posible conocer el proceso con esta modalidad. Ahora bien, aclaró Muñiz, el presidente del tribunal se reserva la facultad de rechazar la virtualidad, aun con el conocimiento de todas las partes, cuando por la naturaleza del tipo, la misma no pueda garantizar la observancia del debido proceso.

Pero también, cuando el caso lo amerite, mediante una resolución motivada, el tribunal puede imponer la virtualidad.

Muñiz explicó que para conocer las audiencias virtuales, el caso se prepara de manera normal. La secretaria envía el enlace a las partes para conectarse y en dado caso de que una de la partes no tenga acceso o necesita asistencia, lo único que tiene que hacer es informar al tribunal, para que comparezca a la audiencia de manera presencial, en un salón de audiencias o cubículos especiales preparados para esto.

Audiencias presenciales

Sobre las audiencias presenciales, las cuales varios grupos de abogados han reclamado que se realicen indicando que no se están haciendo y de esta forma también rechazando la virtualidad, la jueza especialista en materia penal indicó que “no responden a la verdad los reclamos encaminados a que se celebren audiencias presenciales, porque se han celebrado”.

“Estamos celebrando audiencias presenciales, lo que sí ha estado limitado y por el momento no puede ser de otra forma, es el ingreso del público a los tribunales y formular solicitudes de requerimiento”, explicó Muñiz, quien además sostuvo que para esto el Poder Judicial ha creado centros presenciales de atención al usuario.

Uno de estos centros opera en la Corte de Apelación del Distrito Nacional, donde trabaja la magistrada, en el cual se reciben todas las solicitudes que van dirigidas a todas las jurisdicciones dentro del departamento y que posteriormente, a través de la tecnología, se redireccionan al tribunal que corresponde.

Mientras que en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, también en el Distrito Nacional, hay un centro para recibir los requerimientos del Ministerio Público y de la Defensa Pública.

En ese sentido, informó que desde que se comenzaron a celebrar las audiencias presenciales, a finales de julio, se han conocido alrededor de tres mil. Próximamente, adelantó Muñiz, se van a habilitar las salas unipersonales de Ciudad Nueva para celebrar audiencias.

Audiencias presenciales usando la virtualidad

La magistrada Muñiz detalló que, además de estos dos métodos, la virtual y la presencial, hay otro que combina ambos. En este caso, el tribunal (los jueces, el Ministerio Público, etc.) se constituye de manera presencial, pero cuando una de las partes, tiene alguna imposibilidad para acudir de manera presencial puede hacerlo de forma remota, siempre que lo solicite y el tribunal lo autorice. Para esto se utiliza una pantalla dentro de la sala de audiencias. Cuando las audiencias son presenciales se deben cumplir con una serie de medidas para evitar la propagación de la COVID-19, entre estas el uso permanente de mascarillas y el control de la cantidad de personas dentro de los salones para mantener el distanciamiento, por lo que el Poder Judicial ha dispuesto las señalizaciones pertinentes. “Esas son las tres grandes modalidades en las cuales está funcionando ahora mismo el Poder Judicial que han arrojado los resultados que acabo de compartir con ustedes”, dijo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir