Félix "Tito" Trinidad, leyenda viviente de Puerto Rico; la prensa lo proclama como un símbolo de la patria

Félix
Félix "Tito" Trinidad, leyenda viviente de Puerto Rico; la prensa lo proclama como un símbolo de la patria

Félix "Tito" Trinidad, en su tiempo de gloria, era idolatrado por el pueblo puertorriqueño, pero tras varios años de irse de los cuadriláteros, sigue siendo proclamado como "el hijo grande la patria".

Este periodista, que hizo un amplio recorrido por lugares emblemáticos del deporte local de Puerto Rico -entre ellos el famoso coliseo Roberto Clemente-, constactó que Tito Trinidad vive con la misma popularidad de antes.

Ganador de tres coronas mundiales en diferentes divisiones (welter, superwelter y mediano), este peleador constituyó , en su momento, el atleta de más carisma.

La mayoría de los periodistas boricuas -calificados como conocedores del boxeo- tiene a Wilfredo Gómez como el mejor boxeador de la historia de La Isla del Encanto.

Gómez, a quien se le califica como el mejor boxeador de la categoría supergallo (122 libras) de todos los tiempos a nivel mundial, perdió su primera pelea el 21 de agosto de 1981 cuando trató de conquistar el cinturón pluma.

En la ocasión Gómez enfrentó -en busca de ese cetro-al sensacional púgil mexicano Salvador Sánchez y fue noqueado en el octavo round.

Gómez llegó  a esa pelea con límpido expediente profesional de 32-0. Todas sus peleas las había ganado por nocaut.

Coindicencia negativa: Tito Trinidad, el 29 de septiembre del 2001, se mantenía invicto en 44 peleas profesionales, pero esa noche, en el Madison Square Garden de Nueva York, tropezó con un roble: El estadounidense Bernard Hopkins. Hopkins noqueó a Tito Trinidad en el 12avo round y se llevó las cuatro coronas del peso mediano.

 Tito Trinidad: ¡Sensacional!

Ray Garriga, veterano periodista puertorriqueño, no vacila en sindicar a Tito Trinidad como un pelador sencillamente sensacional. "Era un mounstruo en el ring," precisa.

 Y dice que cada vez que subía al cuadrilátero Puerto Rico quedaba "frizado". Todo el pueblo estaba atento a sus peleas y, de paso, miles de boricuas estaban en el escenario de sus combates.

La prensa de Puerto Rico, con grandes titulares, resaltaba las peleas y siempre el vaticinio de los analistas locales se "volcaban" a favor del peleador boricua.

Una de las peleas más dramáticas -y tal vez la que catapultó a Tito Trinidad como el mejor peso welter del momento- fue la que el 18 de septiembre de 1999, en la ciudad de Las Vegas, Nevada,  protagonizó con Oscar de la Hoya.

Trinidad, en un combate bien reñido,  salió airoso por decisión dividida y de esa manera pasó a ser el titular welter avalado por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Después de su tirunfo se hicieron todos los esfuerzos -a novelde promotoers y los pripios apoderados de los púgiles-para que se pactara la revancha, pero no fue posivle.

Dsepués de ganar ese importante pleito, y pasar a ser un sólido monarca de las 147 libras, Tito Trinidad invadió la categoría superwelter y también se convirtió en estelar monarca.

También se resalta su histórica victoria, por nocaut en el 12avo round, sobre el entonces imbatible campeón mexico-estadounidens Fernando Vargas

A Vargas lo lanzó a la lona en  tres ocasiones y prácticamente lo sacó del boxeo, según lo declaro por expertos.

No conforme con ser un sólido titular de las 154 libras, avanzó al peso mediano (160 libras) conde igualmente fue un respetado monarca, hasta que fue derrotado, en el2001, por Hopkins.

El nombre de Félix "Tito" Trinidad es un sello de singular calidad atlética y, además, símdolo de la patria del inmortal educador boricua Eugenio María de Hostos. Es la apreciación generalizada aquí en Puerto Rico.

 

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.