Femme: un negocio que representa la mujer de la RD

Chamer Vanderhorst ha recibido un importante apoyo por parte de su familia.
Chamer Vanderhorst es una ingeniera en Sistemas que optó por abrirse un espacio en las joyas, con su empresa

Son muchos los jóvenes que están incursionando en el mundo de los negocios, ya sea por querer tener sus propios ingresos o por amor a lo que hacen. Esto ha generado que las redes sociales y las páginas webs se conviertan en el motor de emprendimientos que le han cambiado la vida a cientos de personas. Chamer Vanderhorst es una joven de 25 años y es una ingeniera en Sistemas, especializada en Inteligencia de Negocios. Su interés siempre estuvo puesto en el negocio de la belleza y el arte ya que según explica, tiene eso que llama “vena artística”.

Tuvo una niñez llena de amor, pero al recibir tanto cuidado de sus padres debido a su enfermedad, en su adolescencia fue tímida, pero recuerda con amor los días en los que compartía con sus amigos y familiares. A pesar de su forma de ser, nunca fue una persona dependiente; su mayor anhelo era ser diferente a los demás y lograr cada uno de sus sueños con el sudor de su frente.

“Tuve la dicha de que las decisiones que tomé muy joven hoy en día me han encaminado a lo que soy, y una de ellas fue estudiar en el Politécnico María de Altagracia (Pomavid). Sin duda alguna, pasar mi bachillerato en esta institución cambió mi vida, ya que es un lugar religioso en el cual te forjan con valores y una de las cosas más importantes, es que te enseñan a cómo emprender en la sociedad”, expresó a elCaribe.

El apoyo que ha recibido de su familia ha sido primordial para echar adelante su proyecto y gracias a la sabiduría de su padre, quien es contador, los consejos financieros siempre están a la orden.

A pesar de que nunca le interesaron las joyas para su uso personal y era de las que podía durar meses sin accesorios, la necesidad de dar una buena impresión cuando empezó a trabajar en una institución bancaria la obligaron a utilizar accesorios minimalistas que se parecieran a su personalidad, algo simple pero con estilo. Ese fue el inicio de su emprendimiento Femme por Chamer Vanderhorst.

Cuando decidió darle cabida a su idea y empezar su negocio en el 2016, estaban de moda las joyas coloridas y extravagantes, pero no era lo que estaba buscando. Simplemente no era lo que le gustaba y tampoco lo que quería vender a sus conocidos.
Su primera venta la realizó en su trabajo, siendo las compañeras las primeras personas en comprar sus accesorios. “Esto significó tanto para mí, porque pensé, no solo yo tengo la necesidad de algo simple y que al mismo tiempo se dé a notar”, contó.

Al principio sus accesorios eran comprados ‘online’, pero en estos momentos está estudiando digital jewellery design en el Instituto Milán de Miami. A la emprendedora se le puede contactar con Chamer por sus redes sociales @femme.do y al teléfono 829-356-1606. Indicó que antes de vender alguna pieza, piensa y se visualiza como si ella fuera el cliente porque “no vendería algo que no compraría”.

Con relación al nombre del negocio, dijo que Femme nació con la ayuda de un compañero de trabajo quien le recomendó buscar algo que la representara, y luego de una lluvia de ideas salió ese nombre, que es una palabra en francés que significa mujer.

Expresó que su marca representa a la mujer en su día a día. Su eslogan es “haz del lujo un hábito”, el cual fue elegido con el objetivo de enseñarle a la mujer dominicana a invertir en una pieza duradera. La vida de Chamer dio un giro de 180 grados desde que comenzó con su propio negocio, sus ganancias han aumentado. Antes solo ella se encargaba de todo, pero en la actualidad tiene un equipo de cinco personas. “Sola nunca habría podido lograr que Femme sea una plataforma estable de contenido digital propio. Desde el 2016 a la fecha hemos crecido en un 300 % en las ganancias anuales”.

Dentro de sus colaboradores están Gabriela Reynoso, Ámbar Leticia, Jamlec David y Javier Mejía, Néstor Pool en la fotografía y video en conjunto con todas las jóvenes que se ofrecen a ser sus modelos. A pesar de que la pandemia del coronavirus derrumbó muchos negocios, este tiempo le permitió poner todo en orden para el lanzamiento oficial a su página web www.femme.do, dando oportunidad para que sus productos lleguen a cualquier parte del mundo.

Este equipo se enfoca en que sus compradores tengan una gran experiencia desde el primer momento que visitan la página, destacan que pertenecen al reducido grupo de joyerías que ofrecen un año de garantía en todas las piezas.

Destacó que con este proyecto ha aprendido que sin la colaboración de las persona no se puede llegar a ningún lado.
Para Chamer, la constancia es primordial para que un negocio crezca. Gracias a Femme es una persona financieramente independiente.

“Hay nichos hasta para un pintalabios de gatos”

Exhorta a todos los que tienen miedo a emprender a que lo hagan porque desde la comodidad nadie ha ganado una guerra.

“Vas a necesitar ayuda, tendrás que ayudar, pero verás tu negocio crecer. Existe un nicho para todo, aunque quieras vender pintalabios para gatos, encontrarás personas que están locas por encontrar ese pintalabios para su gato”, exclamó.

Aseguró que lo más importante es que a través de un proyecto se puedan impactar las vidas de otros y crear nuevos empleos, para que ese dinero pueda distribuirse en diferentes familias ayudándolos económicamente.

Chamer Vanderhorst es una de esas personas que cada día colocan en alto en nombre de República Dominicana, imprimiendo el sello de la consistencia a todo aquello en lo que se envuelven. Vive en constante evolución y procura no amilanarse ante los desafíos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.