Indrhi dice lluvias no representan amenazas para las presas

Ante las precipitaciones que se han producido en las últimas horas por la incidencia de una onda tropical, el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi) aseguró ayer que las lluvias no representan amenazas en las condiciones y niveles que tienen las presas porque la mayoría están por debajo de los niveles recomendados.

No obstante a esto, y a propósito de que esta temporada ciclónica será bastante activa, la institución refiere que como parte de un plan de acción que ha elaborado el Comité Operación de presas (Copre).

Se estableció que las presas deben estar en operación en el nivel de temporada de huracanes. Es decir, la presa de Tavera-Bao, tiene que tener un nivel de 320.00 metros sobre el nivel del mar; la de Monción  275.00 y la de Valdesia 147.50.

Luis Cuevas, encargado de la División de Operaciones del Indrhi, informó a elCaribe que la entidad ha dispuesto, además, dar seguimiento a las medidas que se emanan de las reuniones del Observatorio del Agua y de las reuniones del Comité de Operación de Presas en Emergencia, el cual se activa para esta época y en condiciones de emergencia.

Dijo que desde ya se le ha instruido a todas las Direcciones Regionales del Indrhi estar alerta a las emisiones de boletines de informaciones meteorológicos e hidrológicos que emite la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), de la propia institución, así como a las alertas emitidas por el Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

“Se están rehabilitando y acondicionando las obras de control de canales, embalses y drenajes del país, para asegurar el manejo efectivo de los mismos  al momento de presentarse lluvias importantes fruto de esta temporada, como son los casos de la rehabilitación de los sistemas de compuertas contramareas del río Nagua y caño colorado en el Bajo Yuna y otras”, precisó en un informe que compartió a este diario.

Entre las medidas que se han tomado, el Indrhi ha acelerado, también, las actividades de limpieza de drenajes en las zonas bajas de los ríos Yuna, Yaque del Norte y Yaque del Sur para facilitar los desagües de las lluvias para evitar y mitigar las inundaciones.

En el  Bajo Yuna, se han rehabilitado 54.55 kilómetros de drenajes con anfibios y equipos de largo alcance, como parte del plan de mantenimiento y rehabilitación de los sistemas de riego y drenaje del país.

Lo mismo se ha hecho en la zona baja del Yaque del Norte con la limpieza del canal Fernando Valerio en unos 45.15 kilómetros, y en el Yaque del Sur, se continúa con la construcción de la limpieza de drenaje en la zona de Barahona en unos 7.83 kilómetros.

“El Indrhi dispone también el pre posicionamiento de equipos y apoyo técnico y logístico en las zonas más vulnerables de las Direcciones Regionales realizando trabajos de mantenimiento y en condiciones de actuación frente a cualquier evento producto de la época”, señala el documento.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.