La frontera dominicana con Haití infranqueable por decreto presidencial

La frontera de República Dominicana con Haití permanece este jueves cerrada a cal y canto y bajo un fuerte dispositivo de seguridad por orden del presidente Luis Abinader, como consecuencia del asesinato de su homólogo haitiano, Jovenel Moise.

El paso fronterizo de Jimaní, ubicado a 50 kilómetros de la capital haitiana, permanece fuertemente custodiado por agentes del Cuerpo de Seguridad Fronteriza (Cesfront), de la Dirección General de Aduanas (DGA) y del Ejército dominicano, aunque el ambiente es de tranquilidad, según pudo comprobar Efe.

Le recomendamos leer:

Los custodios solo han abierto el candado y retirado la cadena de la cancela para dar paso a varios camiones y a un par de autobuses que volvían a la República Dominicana desde Haití, una de las pocas excepciones previstas para cruzar desde el otro lado.

"Por mandato presidencial" no es posible pasar, reiteró uno de los responsables de la DGA ante cualquier petición o súplica para acceder al lado haitiano, venga de quien venga. "Es por mandato presidencial", repite como una letanía.

En la frontera, nada salvo el ruido del escape de algunas motocicletas rompía la calma, en un día en el que en circunstancias normales debería haberse celebrado un mercado binacional.

Además del cierre de fronteras, el Gobierno dominicano ha dispuesto una serie de medidas tras el magnicidio perpetrado el miércoles en el país vecino.

Entre ellas, la suspensión de los vuelos entre ambas naciones o el despliegue de una operación militar para garantizar el control de la frontera por tierra mar y aire.

También se ha ordenado el cierre de los mercados binacionales que se celebran, por lo general, dos veces por semana en los cuatro pasos fronterizos oficiales.

El presidente de Haití, Jovenel Moise, recibió doce impactos de bala durante el ataque que acabó con su vida el miércoles, según afirmó el juez de paz encargado del informe forense.

Horas después del magnicidio, la Policía haitiana anunció que cuatro supuestos asesinos fueron abatidos durante un tiroteo y otros dos fueron detenidos, en un operativo llevado a cabo cerca de la residencia de Moise.

Según la versión de las autoridades, los miembros del comando que atacó al jefe de Estado son extranjeros de habla inglesa y española, pero no han confirmado sus nacionalidades ni sus identidades.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.